Compartir

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El ex portero del Real Madrid Iker Casillas cosechó este viernes su primera derrota como jugador del Oporto tras caer, en un partido amistoso, ante el Borussia Mönchengladbach (2-1), un duelo que se definió con dos goles en los dos primeros lanzamientos a puerta de los alemanes.

El conjunto portugués, que sigue su preparación veraniega, no pudo sumar la victoria ante el Gladbach y cedió por culpa de dos errores defensivos. El primer gol en contra fue obra de Lars Stindl tras un disparo seco que se coló por el palo defendido por Casillas.

El 1-0, que llegó a consecuencia de un error clamoroso de José Ángel, tumbó a un Oporto al que le costó hacerse dueño del balón y generar ocasiones de peligro. El segundo de los locales, a cinco minutos del descanso, llegó a merced a un balón cruzado de Traoré que tocó en un defensor luso y despistó a Casillas.

En sus dos primeros disparos, el Gladbach se puso por delante y dejó una discreta imagen de su rival. Los de Julen Lopetegui, sin embargo, mejoraron su versión tras el descanso y merecieron incluso el empate, aunque finalmente no llegaron a conseguirlo. En estos segundos 45 minutos también se vio una parada clave del mostoleño en un mano a mano con Patrick Herrmann.

Fue en este periodo cuando los portugueses recortaron distancias con un gol de Aboubakar, que culminó una gran jugada por el costado derecho. La mala salida del portero germano permitió que el delantero del Oporto rematase a puerta vacía. Aún así, no llegó el empate y los dragones –que también jugaron con los españoles Bueno, Tello y Marcano– cosecharon la primera derrota de la pretemporada.