Compartir

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Ramón Álvarez de Miranda ha sido reelegido presidente del Tribunal de Cuentas, un puesto al que accedió en agosto de 2012 y que ocupará durante otros tres años, hasta 2018, según han informado a Europa Press fuentes del tribunal.

El presidente, que como marca la ley fue elegido por los demás consejeros de Cuentas mediante votación secreta, fue diputado de Unión de Centro Democrático (UCD) hasta 1982 y lleva vinculado al órgano fiscalizador desde mediados de los años 80. Hace tres años llegó a la Presidencia tras ser nombrado consejero por el Congreso, previo pacto entre el PP y el PSOE.

Pero antes de ser presidente, Álvarez de Miranda que es funcionario del Cuerpo Superior de Auditores del Tribunal de Cuentas, fue normabrado en 1991 subdirector Técnico del Departamento Financiero de la Institución, siete años después ocupó la Subdirección Técnica en la Presidencia del Tribunal hasta y en 2001 fue designado Consejero del Departamento de Entidades Locales.

La legalidad de la elección, que tuvo lugar el jueves, ha sido constatada este viernes por el Pleno de la institución del que, además de los consejeros forman parte el fiscal, Olayo Eduardo González Soler, y la secretaria, Ana Puy Fernández.

CONSEJEROS HASTA 2021

Ahora se informará al presidente del Congreso, Jesús Posada, quien procederá a elevar al Rey la propuesta del Pleno. Aunque todavía no hay un fecha cerrada está previsto que sea la próxima semana cuando Álvarez de Miranda jure o prometa su cargo ante el Jefe del Estado.

Después, el presidente reelegido tomará posesión ante el Pleno del tribunal y arrancará su mandato de tres años. Así, será en julio de 2018 cuando los consejeros, que ostentarán esta responsabilidad hasta 2021, volverán a reunirse para renovar la Presidencia del tribunal y las de sus dos secciones.

El Pleno del Tribunal de Cuentas está formado por doce consejeros, uno de los cuales ocupa la Presidencia, y el fiscal de la institución. Los consejeros se eligen cada nueve años, pero la Presidencia del tribunal y de las dos secciones (Enjuiciamiento y Fiscalización) se renuevan cada tres siendo siempre elegidos alguno de los doce consejeros para estos puestos.

Los actuales consejeros de cuentas fueron elegidos en julio de 2012, seis por el Congreso y los otros seis por el Senado. Siete son hombres y cinco son mujers. De los designados por la Cámara Baja cuatro lo fueron a propuesta del PP — incluido Álvarez de Miranda, cuyo nombramiento se pactó con el PSOE– y los socialistas propusieron dos –una de ellas previo acuerdo con IU–. En el Senado el reparto fue de tres para cada uno de los grandes partidos.

FISCALIZACIÓN DE PARTIDOS POLÍTICOS

Los consejeros del Tribunal en la misma sesión reeligieron a Javier Medina Guijarro como presidente de la Sección de Enjuciamiento y a Felipe García Ortíz como presidente de la Sección de Fiscalización. Ambos son, además, consejeros de la Coponencia para la Fiscalización de la Contabilidad de los Partidos Políticos.

Medina Guijarro también es funcionario del tribunal, en su caso del cuerpo de letrados y cuenta con una dilatada trayectoria profesional en la institución, a la que llegó en 1979, y en la que ha desempeñado diferentes puestos hasta ser elegido consejero en 2001 por el acuerdo de PP y PSOE. En 2012 revalidó como miembro del Pleno del Tribunal a propuesta de los 'populares'.

También fue elegido consejero por primera vez en 2011 y renovado después en 2012 a instancias del PSOE Felipe García Ortiz, que es funcionario del Cuerpo Técnico Superior de la Administración de la Seguridad Social y del Cuerpo de Intervención y Contabilidad. Además, ha sido secretario general del Instituto Geológico y Minero, director general de Servicios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, asesor del ministro de Trabajo y director del Gabinete Técnico del secretario general para la Seguridad Social.