Compartir

Rebajará la cuota de afiliación para que el votante “dé un paso más” y se comprometa con la formación

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Después de ganar el Congreso Extraordinario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Andrés Herzog se siente ahora “con fuerzas” para presentarse a las primarias que le conviertan en candidato a la Presidencia del Gobierno, aunque no dará el paso hasta después de realizar una reflexión colectiva con su equipo de dirección, que mantendrá su primera reunión formal este miércoles.

Herzog se hizo con el liderazgo de UPyD hace diez días y el siguiente paso es confeccionar la candidatura para las elecciones generales, que en una entrevista con Europa Press reconoce que son su reto más inmediato y en las que el partido “se juega muchísimo”.

El nuevo Consejo de Dirección 'magenta' mantendrá su primera reunión formal este miércoles, después de ser ratificado oficialmente, y uno de los asuntos que tendrá sobre la mesa será el del calendario de primarias para elegir a los cabeza de lista de todas las candidaturas al Congreso de los Diputados.

La elección será “cuanto antes”, con toda probabilidad en el mes de septiembre, y en ella podrán votar tanto militantes como simpatizantes según la última reforma de los estatutos internos. Cada circunscripción elige a su 'número uno', excepto el cabeza de lista de Madrid y candidato a La Moncloa que es votado por todo el censo.

Herzog aún no ha anunciado oficialmente su candidatura y asegura que no lo hará hasta compartir la decisión con los miembros de su equipo. Sin embargo, reconoce sentirse “con fuerzas” para hacerlo. “En este momento no puedo decir nada, pero desde luego es un reto que sí me gusta”, revela.

Después de los malos resultados obtenidos en las últimas citas electorales, en las que UPyD no llegó al 2 por ciento de los votos quedándose con una mínima representación institucional, las próximas elecciones generales determinarán el futuro de la formación.

UPyD DARÁ LA BATALLA

“Nos jugamos muchísimo –reconoce Herzog–. Nos jugamos mucho y nos jugamos qué partido vamos a ser después de las generales”. En todo caso, asegura que el plan económico-financiero puesto en marcha después de las elecciones autonómicas y municipales permitirán a UPyD “dar la batalla” en los próximos comicios y hacer una campaña electoral “más que digna”.

A su juicio, la peor situación para UPyD “ya ha pasado” y se advierte ya “un cambio de percepción” entre la ciudadanía, ante la que tienen el reto de “recuperar la ilusión” y lograr que se les vuelva a definir como “un partido útil”. “Hay que convencer a la gente de que la mera presencia de UPyD en las instituciones hace que las instituciones mejoren”, ha argumentado.

Herzog cree que el partido 'magenta' “vuelva a ser clave” en el actual panorama político español, en el que el tradicional bipartidismo de socialistas y 'populares' ha sido sustituido por “dos nuevos bloques”: PP-Ciudadanos y PSOE-Podemos. “En esa reubicación del espacio electoral, UPyD vuelve a ser clave para obligar a los dos bloques a comportarse”, explica.

De esta forma, el relevo de Rosa Díez define a su formación como un partido “centrado, coherente y preocupado por las personas, sus problemas, con un componente social y progresista”. “En ese espacio tenemos mucho futuro”, confía.

CAMPAÑAS DE AFILIACIÓN

Pero UPyD tiene además por delante el reto de crecer, multiplicando los 4.000 militantes con los que cuenta en la actualidad. Para hacerlo, el nuevo Consejo de Dirección reducirá el importe de la cuota, situada en 20 euros actualmente, y pondrá en marcha una campaña de afiliación que logre comprometer a simpatizantes y votantes.

“El votante que ha prestado su confianza a UPyD en las últimas elecciones, en la situación tan adversa que hemos vivido, es un votante realmente comprometido con el proyecto”, agradece Herzog, que apunta al reto de que ese votante “dé un paso más” y se comprometa con el partido.