Quantcast

Mireia Belmonte: “Fred Vergnoux me ha dicho que es mejor que no compita en Kazán”

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La nadadora española Mireia Belmonte ha asegurado que “antes de la competición está la salud”, y por tanto, debido a su lesión en los hombros, decidirá si acude a los Campeonatos del Mundo de Kazán “un par de días antes de ir”, aunque su entrenador, Fred Vergnoux, le ha aconsejado que “es mejor que no compita”, algo que sería “para bien” pensando en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“(Fred) Me ha dicho que es mejor que no compita. Cree que hay que hacer un descanso de hombros y recuperar bien, aunque siga entrenando las piernas. Que hay que descansar y cuando esté todo bien entrenar para dar el máximo rendimiento”, afirmó Belmonte ante los medios, tras un acto en una de las sedes de 'Renault', uno de sus patrocinadores, en Madrid.

“La natación empezará el día 2 de agosto, y el 27 de julio vamos para Kazán. Supongo que un par de días antes sabré si puedo ir o no. Tengo que ver a un médico todavía, y eso me ayudará un poco a tomar la decisión”, expresó la de Badalona, que calificó con “un 5” sus opciones de nadar en Kazán, y el 200 metros mariposa como su prueba fetiche.

En ese sentido, la doble medallista olímpica valoró que se encuentra “anímicamente muy bien”, aunque “un poco preocupada” por esa lesión, ante la que se encuentra “conociendo un poco” su cuerpo, “intentando que no aparezca el dolor” y viendo “cómo reacciona” ante el ejercicio a una semana del inicio de la competición.

“Si al final decido no ir, será para bien. Si sacrifico este Mundial es para estar bien en los Juegos Olímpicos, que es lo importante. Es el gran objetivo de este ciclo de cuatro años, y será difícil no ir, pero aunque tenga que dejar de lado los hombros seguiré entrenando la parte inferior”, analizó Belmonte.

En caso de acudir finalmente, la nadadora española apuntó que va a competir “lo mejor que pueda” y que tratará de “disfrutar” en la piscina, aunque subrayó que prioriza la recuperación. “Antes de la competición está la salud. Cuando acabe de nadar sigue mi vida, no es todo deporte. Si no hubiese Olimpiadas haría igual”, sentenció.

“Cuando entreno y lo tengo dolorido (sus hombres) no acaba ya hasta el día siguiente. Son pinchazos y cuando empieza a ser un poco serio es desde hace un par de meses. Cuando me meto al agua escucho al cuerpo, y cuando me duele más bajo un poco el ritmo. El dolor es como un aliado, sabes cuando puedes forzar más y cuando menos”, aclaró.

“NUNCA ME HE LESIONADO EN LOS HOMBROS”

Sobre los plazos de la lesión, explicó que “cada cuerpo es diferente”, pero reconoció que “el dolor sigue ahí”. “Y si no mejora hay que hacer algo más, o es que falla algo”, añadió. “No sé si van bien los plazos porque nunca me he lesionado los hombros”, apostilló Belmonte.

Cuestionada por su trato con las rivales, Belmonte reconoció que intenta “hablar con ellas siempre cuando hay competición” para debatir sobre las diferentes pruebas, distinguiendo “lo que está fuera del agua y lo que está dentro”. Además, señaló a la estadounidense Katie Ledecky como la gran favorita y opinó que España hará un buen papel en las pruebas de piscina de Kazán porque “todas las nadadoras son muy buenas”.

“Los que estamos ahora ocupamos los primeros puestos del ránking, y lo bueno es que la gente que viene detrás continúe con ese nivel y haya futuro. Que haya más atención no está en nuestras manos, porque hacemos todo lo posible. La gente poco a poco se aficiona más, porque lo veo en las piscinas”, repasó sobre la situación de la natación en España.

Comentarios de Facebook