Compartir

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Científicos en Toronto, Canadá, examinaron los niveles de vitamina D en los niños de edades entre 1 y 5 años y el nivel de colesterol no-HDL en su sangre, un marcador de la salud cardiovascular. Estos expertos encontraron una asociación “estadísticamente significativa” entre niveles de vitamina D más altos y más bajos de colesterol no HDL o colesterol malo incluso después de tener en cuenta aspectos como el índice de masa corporal, el consumo de leche y los niveles de actividad física.

El colesterol no-HDL es básicamente todo el colesterol de una persona, menos su HDL o colesterol bueno. Hay evidencia de que los niveles bajos de vitamina D en los adultos están relacionados con las enfermedades cardiovasculares, así como otros problemas de salud como la obesidad, la hipertensión y la diabetes, pero no se ha estudiado en niños.

“Tal vez los factores que conducen a las enfermedades cardiovasculares comienzan en la primera infancia”, plantea el doctor Jonathan Maguire, autor del documento y pediatra e investigador en el Hospital St. Michael, en Ontario, Canadá. “Si la vitamina D se asocia con el colesterol en la infancia temprana, esto puede proporcionar una oportunidad para realizar intervenciones tempranas en la vida para reducir el riesgo cardiovascular”, añade.

Para este estudio, publicado en 'Plos One', los investigadores tomaron muestras de sangre de 1.961 niños de 1 a 5 años que asistían a las visitas rutinarias del niño sano. Todos estaban matriculados en el Grupo de Investigación Aplicada para Niños, una colaboración entre los médicos y los investigadores del Hospital de St. Michael y el Hospital para Niños Enfermos. El programa sigue a los niños desde que nacen con el objetivo de prevenir los problemas comunes en los primeros años y entender su impacto en la salud y la enfermedad en el futuro.

Los niños en el estudio tenían un consumo medio diario de leche de vaca de 452 mililitros, o un poco menos de 2 tazas –la principal fuente dietética de vitamina D– y el 56 por ciento de ellos consumía regularmente un suplemento de vitamina D.