Compartir

MADRID, 16 (Reuters/EP)

Investigadores de la Oregon Health and Science University (Estados Unidos), liderados por Shoukhrat Mitalipov, han utilizado la misma técnica de clonación usada para la creación de la oveja Dolly para el posible tratamiento de las enfermedades mitocondriales.

En el trabajo, publicado en la revista 'Nature', se han hecho nuevas células madre sanas a partir de la piel de pacientes con este tipo de patologías, para las cuales actualmente no hay cura. Para ello, los expertos se han servicio del “último avance” en el uso de la llamada transferencia nuclear de células somáticas para fabricar células madre específicas de pacientes que podrían servir para el tratamiento de enfermedades genéticas.

La transferencia nuclear suele ser el primer paso en la clonación reproductiva, utilizando células adultas para hacer una copia genética de una persona. No obstante, tras ser usada en la creación de la oveja Dolly, las Naciones Unidas han pedido a los países que la prohíban por razones éticas y morales.

No fue hasta el año 2013, cuando Mitalipov consiguió por primera vez con éxito para crear células madre embrionarias humanas a partir de células de la piel de un paciente. Unas células importantes desde el punto de vista médico ya que son pluripotentes, es decir, que tienen la capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula en el cuerpo.

PACIENTES CON MUTACIONES EN LOS GENES MITOCONDRIALES

Así, en el último trabajo, el equipo de Mitalipov han utilizado este método para hacer células de reemplazo para los pacientes con mutaciones en los genes mitocondriales, fundamentales para la producción de energía en las células.

Para ello, los expertos retiraron el núcleo de las células de los pacientes y los implantaron en óvulos humanos no fecundados con mitocondria, aunque se retiró el resto de ADN. Posteriormente, y con el objetivo de obtener células madre embrionarias que podrían ser utilizadas en la producción de células madre sanas del corazón, se estimuló la división de dichos óvulos para sustituir a las células enfermas del paciente.

Además, los científicos han demostrado que se podrían producir células madre embrionarias sanas gracias a otro método en el que se reprograman células adultas de la piel a través de la introducción de varios genes, lo que no implica el uso de óvulos.

Finalmente, el director científico de Advanced Cell Technology, Robert Lanza, que no ha participado en el estudio, ha informado de que actualmente hay en curso varios ensayos clínicos para probar estas terapias derivadas de células madre pluripotentes en tratamientos para la diabetes, trastornos oculares y enfermedades del corazón.