viernes, 25 septiembre 2020 21:51

Gobierno valenciano pide “consenso” para una futura Ley Valenciana de Educación y hacer menos traumática la LOMCE

Los responsables de centros valoran la vuelta a las clases de 60 minutos en Primaria y la ampliación horaria de troncales en Bachillerato

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El consejero de Educación del Gobierno Valenciano, Vicent Marzà, ha solicitado a los responsables de centros educativos valencianos su colaboración, en forma de aportaciones, para la elaboración “consensuada” de una futura Ley Valenciana de Educación, así como para hacer que la aplicación de la actual Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) sea lo menos traumática posible.

El equipo del departamento de Campanar ha continuado este miércoles con su ronda de reuniones con la comunidad educativa. Ayer tuvo un encuentro con los directores de los centros de Infantil, Primaria y Secundaria de la provincia de Alicante, hoy lo ha mantenido en la Dirección Territorial de Valencia y mañana jueves lo hará en Castellón.

En la sesión de hoy se ha vuelto a hablar de las propuestas que Marzà ya ha adelantado para minimizar los efectos de la Lomce y que incluyen que la duración de las clases en Infantil y Primaria vuelvan a ser de 60 minutos –frente a los 45 actuales– y que en el nivel de Secundaria que las asignaturas troncales en primero de Bachillerato se incrementen en una hora lectiva a la semana, pasando de 3 a 4 horas semanales.

Sobre el regreso a las clases de una hora, el presidente de la Associació de Directores i Directors d'Infantil i Primària (ADIP-PV), Vicent Ripoll, ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, su satisfacción, ya que “no hay ningún aspecto pedagógico que justifique que las clases de 45 minutos han funcionado mejor”.

Este portavoz ha abogado por la “flexibilidad de horarios” de los centros dependiendo de las características de su comunidad educativa e, incluso, del municipio donde se ubique.

Ripoll ha valorado especialmente las formas mostradas por Marzà, ya que “por primera vez las propuestas se recogen de abajo hacia arriba”. “Que un conseller se ponga delante de 400 personas a contestar a todas la cuestiones es un mensaje muy claro de que quiere escuchar”, ha aseverado.

“VIEJA ASPIRACIÓN”

Este “talante negociador” se ha plasmado también en la propuesta del conseller de reunirse periódicamente con los directores y de contar con sus ideas para una futura Ley Valenciana de Educación, una “vieja aspiración” que ahora Marzà pretende impulsar desde el “consenso”.

El titular de Educación ha informado también a los responsables de centros de aquello que, en estos momentos, debido a la coyuntura económica, no se puede hacer. Un ejemplo es la reivindicación de un auxiliar administrativo en Primaria para liberar de carga burocrática a los equipos directivos, una petición “justa” pero para la que ahora no se dispone de dinero, ha reconocido el representante del Consell.

También han alabado las acciones sugeridas por Marzà desde la Associació de Directores i Directors d'IES del País Valencià (Adies-PV), cuyo presidente, Vicent Baggetto, ha recordado a Europa Press que “la novedad más importante es la propuesta de pasar de 3 a 4 horas las asignaturas troncales en Bachillerato”, una cantidad que “puede parecer poco significativa pero que supone un 25 por ciento del contenido anual del currículum”. Ha agregado que la forma más probable de recuperar esa hora será limitar a una única optativa.

Esto puede suponer que, como los horarios están “muy cuadrados” y en ciertas ocasiones sobrecargados, hay profesorado que pueda ir hasta las 21 o 22 horas pero el compromiso de la Conselleria es estudiar los casos en los que surjan problemas.

Sobre la Ley Valenciana de Educación, Bagetto ha comentado que sería una recopilación de toda la normativa y gerencia del sistema y ha resaltado que el “clima” en el que se están desarrollando los primeros pasos del nuevo equipo de Campanar “no tiene nada que ver” con los anteriores, que, a diferencia de Marzà, “no provenían del mundo de la educación”.