Compartir

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), ha mantenido este miércoles en el Congreso de los Diputados dos reuniones con representantes del Grupo Parlamentario Socialista y del Partido Popular en las que les ha solicitado impulsar una proposición de ley para acabar con la discriminación laboral que sufren los pacientes con diabetes.

En concreto, el presidente de FEDE, Antoni Lorenzo Garmendia, se ha reunido con el portavoz de Sanidad del PSOE en la Cámara Baja, José Luis Sánchez Olmos; con el portavoz de Administraciones Públicas del Grupo Parlamentario Popular, Juan José Matarí; y con el portavoz de Función Pública de los 'populares', José Alberto Martín Toledano.

Durante ambas reuniones, Lorenzo Garmendia ha expuesto y defendido la necesidad de que se tramite una iniciativa legal que tenga como garantía la elaboración de una proposición de ley que elimine las barreras de carácter genérico que hay en el acceso al empleo público de las personas con diabetes.

Actualmente, en España, las exclusiones en determinados empleos de acceso público a la Administración para los diabéticos se establecen conforme a unos criterios que evidencian el total desconocimiento de esta enfermedad. Además, este hecho se sigue produciendo en los criterios de acceso, ya sea a nivel local, autonómico o estatal, como consecuencia de la actual normativa que se sigue rigiendo por criterios no adaptados a la realidad científica actual.

“La diabetes no puede ser causa de exclusión genérica de un puesto de trabajo, sino que deberían valorarse las condiciones físicas de cada aspirante, en relación con las actitudes requeridas para cada puesto y, por tanto, no basarse en posibles o potenciales problemas que podrían darse en cada trabajo”, ha aseverado el presidente de FEDE.

DISCRIMINAR A UN DIABÉTICO ES LO MISMO QUE POR SER UNA MINORÍA ÉTNICA

Y es que, a su juicio, discriminar a una persona por padecer diabetes, “sería lo mismo que hacerlo por pertenecer a una minoría étnica”, y ha recordado que ya existe una proposición no de ley, aprobada en el Congreso, que establece que la diabetes no debería ser causa genérica de exclusión en el empleo público.

“Y si nos vamos a la legislación internacional, la no discriminación se articula como un principio básico de la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de Las Naciones Unidas en 1948 y también defendida por La Organización Internacional del Trabajo, entre otras. Si saltamos a la norma nacional, evidentemente se prohíbe la discriminación en nuestro artículo 14 de la Constitución. Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, ha apostillado.

A este respecto, la Asociación Navarra de Diabetes ha denunciado recientemente la discriminación que sufren las personas con diabetes para aspirar a puestos públicos, y es que cuenta con informes médicos que consideran que la enfermedad “no puede ser un motivo general” para impedir que las personas que la padecen opten a trabajos como policía o bombero.

En este sentido, algunos de los trabajos más notorios que según la normativa no pueden realizar las personas con diabetes o en los que la diabetes es objeto de limitación son: fuerzas armadas, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, policías autonómicos, locales, bomberos, ayudantes de Instituciones Penitenciarias o pilotos.