Compartir

“No me molesta en absoluto que se haya utilizado mi nombre en las elecciones”

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha confirmado este martes que los fichajes de Arda Turan y de Aleix Vidal son petición suya dentro de la planificación que hizo para esta nueva temporada a finales de la anterior y ha asegurado estar “contento” por tener el “escenario ideal” que se había imaginado para este inicio de pretemporada, por lo que ha felicitado a la Gestora por conseguir cerrar la contratación del centrocampista turco.

“Se han cumplido las dos situaciones de las que hablamos en la planificación –Arda y Vidal–, las que considerábamos más importantes, ahora veremos si alguno se puede marchar o hay alguno que pueda llegar. Les quería a los dos y que estuvieran aquí lo antes posible, buscaremos algún partido de entrenamiento para que tengan minutos de competición. El escenario ideal que quería es el que tenemos”, celebró en rueda de prensa.

Confirmó de esta forma que su responsabilidad como entrenador era “planificar el inicio de esta temporada”. “Por supuesto hablamos de jugadores que sabíamos que se iban a ir y de las incorporaciones, y estoy muy contento y aprovecho para felicitar a la Junta Gestora por cerrar la incorporación de Arda Turan, un jugador clave para nosotros y en el que tenemos depositada mucha confianza”, argumentó.

“Arda sí es interesante porque tiene desborde, es difícil quitarle el balón, dará un rendimiento altísimo y nos hará mejores, entenderemos que es un gran fichaje como Aleix Vidal, pese a que tenemos la garantía de que sigue Dani Alves”, ahondó en este sentido.

De cara a las elecciones, aseguró que los cuatro candidatos están “avalados” por un número de firmas y están “capacitados para presidir el Barça”. “Yo soy entrenador y me voy a quedar totalmente al margen de esta situación. Mi trabajo empieza ayer para entrenar al primer equipo. Estoy dispuesto a hablar con todos a partir del lunes, encantado de la vida. Esta semana es escenario electoral y me muevo en el escenario real”, se sinceró.

Eso sí, negó estar molesto por escuchar su nombre en boca de todos. “No me molesta en absoluto que se haya utilizado mi nombre, no puede ser de otra manera en unas elecciones porque cada candidato habla del entrenador. El próximo lunes hablaré con el nuevo presidente para ver las directrices. Es lógico que aparezcan informaciones pero los profesionales nos mantenemos al margen”, aseguró.

En cuanto a su renovación, le restó importancia y aseguró que no fue una herramienta electoral de Bartomeu. “El señor Bartomeu me ofreció bastantes veces la posibilidad de hablar y ampliar mi relación con el Barça y le insté a hacerlo a final de temporada en función de qué ganara el equipo y cómo se presentara la nueva temporada. Valoré todo y decidí aceptar la oferta”, explicó.

“Estoy preparado para cualquier escenario. Como entrenador estoy abierto a que quien gane decida traer otro entrenador o a otro director deportivo. Valoro lo que he disfrutado en el Barça en mi etapa de jugador o entrenador, puede suceder en cualquier momento (tener que irse) y estoy preparado”, concluyó.