Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza tiene una cita este sábado (15.00 horas) con la número uno del mundo, Serena Williams, y con la historia del tenis español en la final femenina de Wimbledon, que puede coronar a una jugadora de la 'Armada' 21 años después de que lo hiciera Conchita Martínez.

En su tercera participación en Wimbledon, la joven jugadora de tan sólo 21 años se encuentra ante la oportunidad de su vida para levantar un 'Grand Slam'. Hace más de quince años que una española no afrontaba una final de esta categoría, lo hizo la capitana de Copa Federación y Copa Davis, Conchita Martínez, en Roland Garros 2000.

Y fue precisamente la oscense la primera y la última española en levantar el título en el año 1994 ante, nada más y nada menos, que la estadounidense Martina Navratilova (6-4, 3-6, 6-3). Era la cuarta final que disputaba una jugadora nacional tras las jugadas de manera consecutiva entre los años 1296 y 1928 por Lili Alvárez.

Tras el título de Conchita, Arantxa Sánchez Vicario probó fortuna los dos años posteriores en la final, pero se quedó a las puertas ante la alemana Steffi Graf. Diecinueve años después, será Muguruza quien pruebe fortuna, tras habérselo ganado con un tenis que ha rayado la perfección en estas dos semanas en el 'All England Club'.

La actual número 20 de la WTA ha explotado sobre el césped londinense, convirtiéndose en la gran sorpresa del torneo. La de Caracas arrancó con un cómodo triunfo ante la estadounidense Varvara Lepchenko (6-4, 6-1), pero más problemas tuvo ante la croata Mirjana Lucic-Baroni en segunda ronda (6-3, 4-6, 6-2).

Su punto de inflexión llegó en su victoria ante una 'top-10' como Angelique Kerber en tercera ronda (7-6(12), 1-6, 6-2), al levantar nueve bolas de set en un primer parcial heroico. En octavos, Muguruza destrozó a la número cinco, la danesa Caroline Wozniacki (doble 6-4), y en cuartos a la suiza Timea Bacsinszky (7-5, 6-3).

De esta forma, la pupila de Alejandro Mancisidor se plantó en sus primeras semifinales de un 'Grand Slam'. Ante la polaca Agniezska Radwanska, a Muguruza no le tembló el pulso (6-2, 3-6, 6-3) para sellar su pase a la gran final ante la número uno del mundo.

SERENA WILLIAMS, NÚMERO UNO Y COMPLICADA RIVAL A BATIR

En la gran final, Muguruza se enfrentará a la mejor tenista de la actualidad, que ha dominado el circuito a su antojo en las últimas temporadas. Cinco veces campeona de Wimbledon en 2002, 2003, 2009, 2010 y 2012, y ganadora de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en esta misma pista, Williams será la gran favorita y tendrá a su favor la gran experiencia acumulada ante la novata Muguruza.

Ganadora de los dos primeros 'grandes' de la temporada -Abierto de Australia y Roland Garros-, Serena persigue uno de los pocos retos que le faltan: ganar el 'Grand Slam' completo en una sola temporada. Si cumple esta marca, la de Michigan podría igualar la marca de Steffi Graf de 22 'grandes', la más laureada de la historia en la historia.

Y es que los números de la menor de las Williams asustan: 38 victorias esta temporada con sólo tres tropiezos, dos de ellos por lesión. Sobre la pista ha perdido un solo partido, precisamente frente a la última ganadora de Wimbledon, la checa Petra Kvitova, en el Mutua Madrid Open.

Serena y Muguruza se han enfrentado en tres ocasiones en el circuito, con balance favorable para la estadounidense. La número uno ha salido vencedora en dos duelos disputados en el Abierto de Australia, uno de ellos este año (2-6, 6-3, 6-2).

Sin embargo, Muguruza le creó problemas en este último precedente y aniquiló a Serena el año pasado en Roland Garros (6-2, 6-2). Rememorar este triunfo será el sueño de Muguruza para escribir su nombre en la historia y subir a los cielos del deporte español.