Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El director artístico del Museo Thyssen, Guillermo Solana, ha lamentado este viernes durante su intervención en los Cursos de Verano de El Escorial que, aunque la subida del IVA al 21 por ciento no ha afectado al precio de las entradas, sí ha tenido repercusión en las exposiciones, puesto que el coste de algunas de ellas se ha incrementado hasta en 100.000 euros.

En este sentido, ha manifestado que le habría gustado que este tema “se hubiera abordado de otra manera” y espera que se trate de una forma diferente “en un próximo futuro”, tal y como ha señalado durante el curso 'El futuro de los museos es la educación'.

Durante esta ponencia, Solana ha señalado que la importancia de “la formación informal” que se hace en los mismos está al margen de la “educación formal que se hace en el sistema educativo”. Por ello, ha destacado que desde los museos “se trata en valores a través de las obras de arte”, es decir, la cuestión no es enseñar Historia del arte sino en educar con “valores cívicos”.

Para esto, ha destacado que el museo hace talleres para todos los públicos, no solo para niños, si no que colaboran con “personas en riesgo de exclusión” y con asociaciones de inmigrantes para construir “comunidades”.

Asimismo, ha declarado que desde las instituciones educativas se fomenta una educación basada más en cuestiones tecnocráticas, pero ha opinado que las humanidades y las artes son importantes en la transmisión de valores.

“El museo tiene un papel que va mas allá del papel académico, integrador, terapéutico, puede cuidar de las personas y curar a las persona”, ha insistido.