Compartir

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El batería de Los Evangelistas, Eric Jiménez, ha denunciado el mal trato recibido este miércoles por el equipo de Bob Dylan, artista del que ejercieron como teloneros junto a Soleá Morente en su concierto en el Palacio de Deportes de Granada.

“Querido Dylan. Con el prestigio que usted tiene y el gran talento, qué necesidad tenía de no dejar probar sonido a los invitados, desconectar el 80 por ciento de los altavoces, descompensar el equipo para que la gama de frecuencias sea horrible, cambiarnos de camerino para que no nos crucemos y mandar en cada canción a gordos gorilas americanos amenazando a nuestros técnicos de manera violenta”, plantea Eric en un texto escrito en Facebook.

En esta línea, el músico añade: “Luego aparecerá algún listo diciendo qué diferencia de sonido entre los guiris y los granadinos. Esto no es limpio. Vaya con el puto hipoteca qué entollado… Para eso quieren las estrellas los grupos invitados, para machacarlos y que tenga la gente un punto de referencia y ellos queden como el ejemplo de sonido perfecto”.

“En cuanto a su interpretación, me pareció magistral, ya me hubiese gustado escucharlo en las condiciones que mis compañeros y yo tuvimos que tocar. Para eso lleva tanto personal, ¿para que nos partan la boca si intentamos dar un concierto digno en la ciudad donde nos ha visto crecer? Querido viejo uraño, bailaré sobre tu tumba”.