Compartir

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSdG, José Ramón Gómez Besteiro, comunicó este lunes personalmente al líder de los socialistas, Pedro Sánchez, que no optará a ser elegido senador autonómico mientras esté imputado, han informado a Europa Press fuentes socialistas.

Según han indicado estas fuentes, Gómez Besteiro viajó este lunes a Madrid y se reunió con el secretario general del PSOE para comunicarle “su decisión personal de no ser senador mientras esté imputado”.

Sánchez compareció en una rueda de prensa en la sede del partido, donde había convocado a su Ejecutiva Federal para analizar la situación en Grecia. Al ser preguntado por Gómez Besteiro, el líder de los socialistas dijo que se le aplicará el Código Ético, de manera que no se tomará una decisión sobre sus responsabilidades hasta que no se abra juicio oral.

En esa comparecencia, no habló de la designación como senador del líder de los socialistas gallegos. El pasado sábado, un día después ser imputado por posibles delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación, en un caso relacionado con la concesión de licencias para urbanizar una finca en 2005, Gómez Besteiro no expresó ninguna intención de renunciar a la Cámara Alta, dijo que sentía la “confianza plena” de la dirección federal y apuntó que informaría “al minuto” de cualquier decisión orgánica.

Este martes, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha descartado que Gómez Besteiro vaya a ser designado senador autonómico, aunque no ha precisado si era una decisión de la dirección o del afectado. Después, fuentes socialistas han asegurado que el dirigente gallego comunicó este lunes su renuncia a Pedro Sánchez.

SE APLICARÁ EL CÓDIGO ÉTICO

Por lo que se refiere a los cargos orgánicos que ostenta Gómez Besteiro, Hernando ha explicado que el PSOE va a aplicar el Código Ético, que fija el momento de pedir responsabilidades en la apertura de juicio oral, como ya anunció este lunes el líder del partido, Pedro Sánchez.

Y al igual que hizo el secretario general, el portavoz socialista ha negado que exista una doble vara de medir según los casos y las personas afectadas y ha defendido que el Código Ético permite valorar la gravedad de los hechos.