Compartir

El secretario general de Podemos, recibido por más de 2.000 personas se entrevistó con el alcalde de Ferrol

FERROL, 3 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en “unir” en una papeleta el nombre de su formación y el de las mareas en Galicia para “derrotar” al PP en las elecciones generales.

Ferrol se ha convertido en la segunda ciudad gallega en donde ha recalado la Ruta del Cambio en una visita que le ha servido tanto para procurar apoyo político de cara a integrarse en una marea gallega, como para iniciar la campaña interna de las primarias.

El periplo de Iglesias comenzó en el Ayuntamiento donde se reunió con el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, acompañado de la viceportavoz de AGE y coordinadora de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, y varios miembros de la corporación.

En declaraciones a los medios, el líder de Podemos destacó el ejemplo de Ferrol como uno de los ayuntamientos conquistados con la “ilusión”, la misma “que se necesita en un proyecto de construcción de una mayoría social para derrotar al Partido Popular en las elecciones generales”.

Además, ha asegurado que el objetivo de la visita ha sido aprender de los compañeros que gobernando, poniendo en primer lugar los intereses de la gente”. Reconoció que hay una “coincidencia de diagnósticos” entre las dos formaciones, pero que el diálogo “tiene que seguir abierto en lo que respecta a las fórmulas electorales”.

“Nosotros pensamos que el nombre de Podemos y el logo de Podemos, como referencia de cambio, se ha ido construyendo a nivel estatal, pero las municipales han creado un sentimiento nuevo en Galicia, y pensamos que esos dos sentimientos que caminan juntos hacia el cambio podrán encontrar una formula común”, ha señalado.

SU FIRMA JUNTO A GARZÓN

En el Libro de Oro del Ayuntamiento plasmó: “2015 es el año del cambio. Juntos podemos”, siguiendo la estela del candidato de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que también dejó escrita su dedicatoria en su visita a Ferrol el pasado 19 de junio.

Por su parte, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ha manifestado que ambos “son dos personas que encabezan proyectos construidos desde abajo para tomar el poder de las instituciones desde una candidatura de unidad popular”.

Además, ha dicho que “el proyecto es compartido en muchos aspectos programáticos, casi coincidente” y que, por lo tanto, la fórmula electoral “queda relegada a un segundo plano”.

El regidor reconoce que “quedan muchos meses por delante y hay que dialogar”, pero “siempre poniendo por delante los intereses de la ciudadanía, que es lo que realmente importa más allá de cualquier sigla”.

“Para nosotros es vital porque el Ayuntamiento tiene competencias, pero mientras estemos estrangulados por el poder central y el autonómico poco podemos hacer más que ser parapetos”, ha abundado.

Suárez ha afirmado que serán los afiliados de cada partido y la ciudadanía quien decida el rumbo a seguir y, citando a Julio Anguita, ha sentenciado que lo importante es “programa, programa y programa”.

MITIN EN LA PLAZA DE AMBOAGE

Posteriormente, Iglesias recorrió a pie los 500 metros que separan el ayuntamiento de la plaza de Amboage acompañado de Yolanda Díaz y Jorge Suárez, ante la curiosidad de muchos vecinos, hasta llegar a una plaza atestada de gente.

Más de 2.000 personas, según Protección Civil, recibieron a Iglesias entre aplausos, entonando el ya mítico “sí se puede”.

Precedido en el turno de palabra por el secretario general de Podemos Galicia, Breogán Riobóo, y por la responsable de movimientos sociales de la formación violeta, Irene Montero; Iglesias se subió al atril armado con una chuleta escrita a bolígrafo y su dialéctica mordaz.

Comenzó atacando al PSOE, dándole la bienvenida “a casa” a todos aquellos socialistas que se habían hartado “de que sus dirigentes se pusiesen de rodillas ante un mandatario extranjero para cambiar la Constitución”.

“Es un honor visitar una ciudad con un alcalde como Jorge. Muchas gracias por devolver las instituciones a la gente. Hace falta gente normal en los ayuntamientos”, ha manifestado.

Aseguró que eran días para hablar de la “unidad popular” que no se trataba de una “unidad de partidos”, sino de la “unidad de la gente”, el mismo espíritu que en las municipales gallegas “se llamó marea”.

De esta manera, hizo un llamamiento a que “ese espíritu que en todo el Estado se llama Podemos y ese espíritu gallego que se llama mareas unan fuerzas para derrotar al Partido Popular”.

“Estoy convencido que el nombre de Podemos y el nombre de mareas unidos en una papeleta electoral y haciendo campaña en las generales es mayoritario en Galicia para que haya un grupo parlamentario gallego que luche por el cambio en el Parlamento”, ha proclamado.