Compartir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 (EUROPA PRESS)

La familia de Eva Varela Puig, la niña fallecida en el Hospital Modelo de A Coruña hace cinco años tras una operación de amígdalas y vegetaciones, se ha concentrado este jueves en las inmediaciones del centro para pedir que la dirección rescinda “cualquier relación contractual” que tenga con los pediatras imputados por el supuesto homicidio de la menor.

Raúl Varela y Paula Puig, padres de la niña, consideran que la gerencia del hospital, ya que este es de carácter privado, “puede y debe adoptar medidas contundentes dadas las especiales circunstancias del caso”.

“No se entiende que existiendo un auto judicial que acusa a los pediatras de supuesto homicidio imprudente estos continúen prestando sus servicios en un hospital que presume de velar por la seguridad de sus pacientes y el buen funcionamiento del centro”, destacan.

Al respecto, Raúl Varela, en declaraciones a Europa Press, ha informado de la intención de seguir ejerciendo presión, por lo que se concentrarán todos los jueves, “de forma sistemática”, para tratar de conseguir su objetivo.

En la concentración se ha reunido medio centenar de personas reclamando justicia para Eva, ya que tras cinco años de instrucción todavía están a la espera de que se celebre el correspondiente juicio.

Familiares, amigos y seguidores de las redes sociales exigen al Hospital Modelo que adopte “medidas inmediatas, puesto que ambos pediatras están acusados de cometer un grave delito como lo es el de homicidio imprudente, lo que debería suponer la rescisión de cualquier contrato que el centro tenga con los doctores”.

Por este motivo han abierto una campaña de recogida de firmas en la plataforma 'change.org', alcanzando en menos de una semana 1.000 firmas digitales, que confían en que seguirá creciendo.