Compartir

LIMA, 29 (EUROPA PRESS)

El ex asesor político Martín Belaunde se ha jactado de poder tumbar el Gobierno de Ollanta Humala en Perú si revela “un par de cosas fuertes”, en medio del escándalo que ha supuesto su fuga y posterior detención en Bolivia.

“Si yo tiro un par de cosas fuertes, el Gobierno se cae”, se le escucha decir en unas grabaciones difundidas por el programa de televisión La Noticia Rebelde, de Frecuencia Latina, sin que se sepa exactamente cuándo y en qué circunstancias se hicieron.

Belaunde confía en su capacidad para derrocar al Ejecutivo porque “Humala está jodido por la presión de los medios de comunicación”. “No sabe ni por donde camina”, sostiene, según ha informado la prensa peruana.

En estos audios se muestra molesto por la supuesta ingratitud del matrimonio presidencial –Humala y su mujer, Nadine Heredia–, a los que acusa de renegar de su figura pese a que, defiende, fue él quien los catapultó al poder.

“En 2006, a tu esposo le decían de asesino para arriba y yo puse el pecho, yo compré un diario para tener un sitio donde escribir y me compré siempre pleitos”, afirma aludiendo directamente a Heredia, a pesar de que habla con un tercero.

Belaunde está especialmente enfadado con Heredia, que fue la primera en negar su relación públicamente. “Todos salen a decir que soy un corrupto y tú sales a decir que estás fastidiada y decepcionada sin siquiera haber escuchado si es verdad o no”, critica.

Además, aclara a su interlocutor que nunca ha recurrido a Humala y Heredia para hacer negocios. “Qué voy a usar el nombre de estos dos, si a estos dos nadie les hace caso”, asegura.

Belaunde también aprovecha para descubrir que el ex primer ministro Jorge del Castillo (2006-2008) trabaja como abogado para la minera Southern, que tiene adjudicado el polémico proyecto de Tía María, que ha generado un fuerte rechazo entre la población local.

“Yo no soy abogado (de Southern). Nosotros somos consultores en materia social”, ha replicado, por su parte, el que fuera jefe de Gobierno durante la Presidencia de Alan García.

CASO BELAUNDE

Un equipo de jueces peruanos ordenó en mayo de 2014 la detención preventiva del ex asesor político mientras se le investiga por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, blanqueo de activos y peculado.

Belaunde, que colaboró con Humala para su primera campaña presidencial, está acusado de gestionar intereses de empresas privadas para obtener millonarios contratos con gobiernos regionales y, con ello, beneficios económicos.

Humala, que ganó la Presidencia en 2011, afirmó en noviembre de 2014 que Belaunde participó en su campaña para las elecciones de 2006, pero “después tomó su camino”. “Y si están saliendo cosas es por sus relaciones, que tendrá que explicar”, dijo.

Belaunde logró huir a Bolivia pero su situación allí se precipitó después de que el Consejo Nacional de Refugiados (Conare) rechazara su solicitud de asilo por no encontrar pruebas de que fuera víctima de una persecución política.

Ante su inminente entrega a la Justicia peruana, el asesor político consiguió escapar de las autoridades bolivianas dando lugar a una pequeña crisis bilateral que se saldó con su captura y la extradición al país vecino para que responsa por dichos delitos.