Compartir

El Ibex 35 se ha despeñado un 4,56% al cierre de mercado contagiado por las turbulencias derivadas del 'corralito' en Grecia y el miedo a que el país heleno salga del euro, en la que se ha erigido como la peor sesión desde agosto de 2012.

El selectivo ha liderado así los desplomes entre las principales plazas de Europa y ha iniciado la semana retrocediendo hasta los 10.853 puntos.

Ningún valor del Ibex ha esquivado el terreno negativo. Banco Popular ha protagonizado la mayor caída de la jornada, al desplomarse un 7,1%. Banco Santander, Sacyr, Abengoa, OHL y BBVA han perdido alrededor de un 6%.

El miedo a la ruptura del euro también se ha trasladado al mercado de deuda pública, con la prima de riesgo española en los 153 puntos básicos y con la rentabilidad del bono español a 10 años situaba en el 2,35%.