Compartir

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

La Ertzaintza ha desmantelado en Sopuerta (Vizcaya) un grupo organizado de delincuentes especializados en asaltar establecimiento comerciales, sobre todo estancos. La Policía imputa a los tres miembros de este grupo el asalto a tres estancos de Vitoria y otros seis perpetrados en las comunidades de La Rioja, Navarra y Burgos.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, la banda utilizaba vehículos sustraídos para desplazarse y cometer los robos. Tras reventar los establecimientos con mazas se hacían con el botín que luego trasladaban hasta un garaje de Sopuerta.

El arresto de los tres presuntos ladrones se produjo el pasado martes, día 23, después de que un dispositivo de vigilancia y seguimiento de los sospechosos permitiera proceder a su arresto horas después de que asaltaran un estanco de la capital alavesa.

Los agentes localizaron a los sospechosos cuando viajaban en un turismo al que siguieron hasta un garaje comunitario de Sopuerta, donde procedieron al arresto de tres de los implicados.

Los arrestados trataron de atropellar a los agentes al ser sorprendidos, pero su vehículo fue interceptado por una patrulla en la salida del garaje. En un registro posterior en la parcela, los ertzainas localizaron un turismo que estaba implicado en varios robos a estancos y que había sido sustraído en Bilbao a primeros de junio. El vehículo portaba su matrícula 'doblada' con el fin de dificultar su detección.

En la parcela también se hallaron cajetillas de tabaco, mazas y palanquetas, así como utensilios para forzar y arrancar vehículos y prendas para dificultar la identificación de los miembros de la banda.

La investigación llevada a cabo por la Ertzaintza se inició el pasado mes de mayo después de que el grupo de delitos contra el patrimonio de la comisaría de Bilbao tuviera conocimiento de varios robos en este tipo de establecimientos.

Las investigaciones practicadas permitieron centrar las sospechas sobre tres individuos, con antecedentes policiales por numerosos robos, pertenecientes a una conocida banda de atracadores.

Al parecer, los sospechosos utilizaban siempre un mismo modelo de vehículo para perpetrar los asaltos. Los sospechosos reventaban la puerta de los establecimientos con una maza y se hacían con el botín. Para dificultar su identificación portaban verduguillos y otras prendas, para posteriormente huir en el vehículo. La Policía autonómica imputa a los arrestados tres asaltos cometidos en estancos de Vitoria, e investiga su participación en otros seis más perpetrados en localidades La Rioja, Burgos y Navarra.

Los detenidos, de 21, 26 y 30 años de edad, pasaron este viernes a disposición judicial y posteriormente ingresaron en prisión por orden del juez.