Compartir

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Los obispos españoles han despedido al exministro de Educación José Ignacio Wert con críticas a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en lo que afecta a la asignatura de Religión y han pedido al nuevo ministro, Íñigo Méndez de Vigo un pacto de Estado educativo así como que abra las ayudas al patrimonio.

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha deseado “todo lo mejor” a Wert y ha ofrecido la colaboración de la Iglesia católica al recién nombrado Méndez de Vigo pero ha criticado la situación en que la LOMCE ha dejado la clase de Religión, con menos horas y sin oferta obligatoria en Bachillerato.

“Nuestra valoración global sobre la asignatura de Religión es ciertamente deficiente. La reducción horaria ha sido perjudicial para la asignatura y su presencia en el marco escolar”, ha subrayado durante una rueda de prensa en el marco de la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal.

Por otra parte, ha reclamado “un gran pacto escolar más allá de cambios de ministro” y, en todo caso, ha asegurado a Méndez de Vigo la “disposición de diálogo absoluta” con un “sentido positivo de laicidad”.

De cara al futuro, ha precisado que no tiene una “bola de cristal” y le faltan elementos para realizar una valoración justa pues quedan por delante unas elecciones generales y además, en materia educativa, muchas CCAA tienen competencias por lo que los obispos deberán “entrar en diálogo” con las respectivas administraciones.

En el ámbito cultural, Gil Tamayo ha recordado que el patrimonio de la Iglesia está “al servicio de la sociedad” y ha expresado el deseo de los obispos de que se abran las ayudas al patrimonio que han estado restringidas durante la crisis.

“Espero que se abran las ayudas al patrimonio, hasta ahora tremendamente registridas, lo habíamos comprendido por la crisis, no vamos a dedicar al arte lo que falta para quienes son los más prioritarios, las clases desfavorecidas y los pobres. Están por delante las personas que los monumentos”, ha remarcado.