Compartir

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El tenista español David Ferrer cree que los jugadores se sienten “dolidos por el trato” que han recibido por parte de la Real Federación Española de Tenis (RFET), al mismo tiempo que subrayó que “las declaraciones de José Luis Escañuela y Gala León” de este pasado miércoles “no ayudan”, sino que lo que hacen es encender “más la mecha”.

“Nos sentimos dolidos por el trato que hemos recibido injustamente. Si no defiendes al jugador, sino que lo atacas y haces como que va a ser una dictadura, el jugador no está a gusto y es difícil poder sentarse al lado de alguien o estar en un sitio donde los dirigentes no apoyan ni defienden al jugador, sino que lo atacan”, manifestó Ferrer en declaraciones a 'El Partido de las 12'.

Por ello, el alicantino indicó que esta situación ha provocado que haya “una distancia muy grande” en estos momentos. “Es una lástima, porque esto se ha convertido en un 'show' mediático y es lo último que queremos por el bien del tenis español y por no hacer más demagogia con todo lo que está saliendo en las ruedas de prensa”, apuntó.

“Han hecho declaraciones a la prensa intentando descalificar a muchos jugadores de la Copa Davis por no tener un diálogo antes, porque el presidente ha hecho demagogia con el machismo y porque Gala no ha afrontado la situación y cada vez ha ido encadenando el tema”, señaló Ferrer sobre los principales problemas que han precipitado los acontecimientos.

Para el de Jávea la principal cuestión “no es que los dirigentes se vayan o que Gala tenga que dimitir, o pedir la cabeza de alguien”. “El problema es que se ha embarullado todo mucho y ha habido muchas declaraciones y muy poca defensa de muchísimos jugadores que llevan muchos años jugando la Copa Davis”, analizó.

“Se está haciendo demagogia en muchos temas que no son ciertos y el jugador de tenis se siente muy dolido. Por ahí crean esta incertidumbre y estas diferencias tan grandes que hay ahora mismo entre el presidente y Gala León y los jugadores y todo el tenis español: veteranos, retirados, gente que lleva muchos años trabajando por el bien de este deporte y que ven cómo se está haciendo daño al tenis español”, enunció.

De esta forma, el primer español del ranking confesó que le duele “lo que se está haciendo con el tenis español”. “Y la forma de actuar y de dirigirlo. No sólo en Copa Davis, sino el futuro del tenis, que es lo más importante. No podemos dar este ejemplo, las cosas se tienen que encarar y hablar desde un primer momento y no hablar directamente a la prensa por detrás y tirar fichas”, opinó.

“No es justo ni para el tenis ni con nosotros. Tenemos que reunirnos cuando esté todo más calmado, pero ahora mismo está todo en una situación crítica. Las declaraciones de este miércoles de Escañuela y Gala no ayudan y encienden más la mecha”, relató el alicantino.

“NO VOY A ESTAR EN RUSIA PORQUE VOY MUY CARGADO DE PARTIDOS”

Ferrer rememoró que el “malestar” con la situación comenzó cuando el presidente de la RFET, José Luis Escañuela, designó a Gala León. “Y los jugadores nos enteramos por la prensa. No se pregunta a nada ni a nadie ni se dice el por qué. Y luego las declaraciones del machismo, que queman mucho al jugador, o de que ir a la Copa Davis es una cuestión de dinero, algo totalmente injusto, erróneo y falso”, subrayó.

“Los jugadores no hemos usado nunca el tema de que Gala sea mujer. Ni mucho menos, por supuesto que no. La hemeroteca está ahí”, recordó el alicantino, que no jugará la eliminatoria ante Rusia del Grupo I de Copa Davis que se celebrará en Vladivostok del 17 al 19 de julio no por la capitana sino porque va “muy cargado de partidos”. “Físicamente no estoy preparado para jugar todas las semanas del año”, expresó.

“Se lo dije a Gala León. El aficionado al tenis puede no entenderlo, pero yo tengo que elegir el poder alargar un poco más mi carrera. Me gustaría que mucha gente se pusiera en mi cuerpo: rehabilitarse cada día, mil problemas físicos. Que el tema de Copa Davis se haya enrarecido tanto y haya cierta distancia ayuda a que muchos componentes no estén en esa eliminatoria”, confesó.

Además, el jugador comentó que lo ocurrido “no es un boicot a la Copa Davis”. “Siempre hemos respetado que cada uno tiene que hacer lo mejor para él y para su carrera. Esto es un problema entre nosotros y los dirigentes de la Federación por como se han hecho las cosas. Quien quiera ir a la Copa Davis, no pasa nada”, indicó.

“Al final defiendes a tu país y las mayores emociones de mi carrera han sido en Copa Davis, y si hay gente que tiene la oportunidad de debutar, que lo haga. Cuantos más y mejores vayan, mejor. Pero claro, ante esta tensión y esta distancia es normal que algunos jugadores duden y se solidaricen con lo que piensa la mayoría del grupo”, apuntó.

“AÚN NO SÉ SI SE HABRÁ UNA REUNIÓN ENTRE JUGADORES EN WIMBLEDON”

Por otro lado, Ferrer señaló que la Federación ha convocado una “reunión” a través de “la prensa”. “Los jugadores, o yo personalmente, no tenemos ninguna noticia de que nos hayan convocado a una reunión el domingo. Independientemente, dudo mucho que vayamos a estar. Es todo muy precipitado. Esto se tiene que hacer con más calma y ahora de un día para otro no se va a solucionar todo como si nada hubiera pasado”, señaló.

Además, el jugador se refirió a la noticia que dio 'El Partido de las 12' en la que se informaba de una posible reunión entre los jugadores durante la preparación para Wimbledon. “Tenemos un portavoz o tenemos un gran topo ahí metido”, bromeó Ferrer.

“La reunión entre jugadores y jugadoras aún no sé si se va a producir o no. Ahora mismo, a día de hoy, hay que sentarse y ver un poco todos los jugadores que opinión tiene cada uno, pero es cierto que no tenemos nada en concreto porque estamos en Wimbledon y cada uno tiene sus entrenamientos y sus horarios”, sentenció.