Compartir

Establece un sistema de pago fraccionado de hasta diez meses

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El Consell Executiu de la Generalitat de Cataluña ha aprobado este martes congelar por tercer año consecutivo los precios de las universidades públicas y la Universitat Oberta (UOC) durante el curso 2015-2016, sin aplicar la actualización del IPC.

El Govern ha aprobado así la propuesta de la Junta del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), integrado por los rectores y presidentes de los consejos sociales de las universidades.

La congelación de los precios públicos, ya aplicada en los cursos 2013-2014 y 2014-2015, responde al objetivo de “facilitar el acceso a los estudios”, y los precios por crédito serán de 25,27 euros para los estudios de coeficiente A; 35,77 los de coeficiente B, y 39,53 para los del C.

También se congelan los precios en las repeticiones de matrícula, másters, doctorados y servicios académicos administrativos.

En el caso de los másters que no habilitan para el ejercicio de actividades profesionales reguladas, continúa la opción de rebaja de hasta un 30% sobre el precio del crédito: mantiene los dos precios diferenciados entre los estudios que habilitan (41,17 euros/crédito) y los que no habilitan (65,87 euros/crédito, susceptible a la bonificación del 30%).

Respecto a las becas Equitat, se continuará aplicando el tramo más bajo –que prevé una bonificación del 50%– para todos aquellos estudiantes que cumplan los requisitos económicos para ser beneficiarios, pero que quedan excluidos de las ayudas estatales al tener una nota de entre 5 y 5,5.

En lo que se refiere al fraccionamiento del pago de la matrícula, el decreto de precios para el curso 2015-2016 introduce la obligatoriedad de que, como mínimo, este fraccionamiento sea el mismo que en el curso anterior, en tres fases.

Como novedad, se establece un sistema de pago fraccionado de hasta diez meses, que permite la financiación del 100% del importe de la matrícula de los estudios universitarios, con un coste fijo de apertura –14 euros en matrículas semestrales y 24 euros en anuales– y un tipo de interés del 0%.

El decreto de precios añade la posibilidad de que las universidades pongan en marcha sistemas de ayudas para atender a aquellos estudiantes que se encuentren en circunstancias sobrevenidas.