Compartir

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El delantero brasileño del FC Barcelona, Neymar Jr, aseguró que “sólo” esperó al colegiado chileno Enrique Osses para “preguntarle” por qué le había expulsado y que “en realidad” no pasó nada, negando de este modo haberle insultado como reflejó en su acta.

Neymar vio la roja camino del túnel de vestuarios del Monumental de Santiago de Chile después de dar un pelotazo al colombiano Pablo Armero y de mantener un pequeño lance con Jeison Murillo, antes de ser empujado por el sevillista Carlos Bacca, también expulsado.

La CONMEBOL le acabó sancionando por este lance con cuatro partidos, tres por la expulsión tras la derrota ante los colombianos, por lo que ya no podría ayudar a su equipo en la Copa América. Además, según las informaciones de varios medios, el acta de Osses reflejaría que el atacante le habría insultado.

“En el túnel de vestuarios prácticamente no ocurrió nada. Sabía que el árbitro estaba llegando y le esperé para preguntarle por qué me había expulsado”, comentó Neymar a 'Rede Globo' tras su marcha de la concentración de la 'canarinha'.

El azulgrana apuntó que “el lío empezó porque llegaron varios miembros de seguridad” que pensaban que estaba “más nervioso” de lo que aparentaba. “Se pensarían que iba a pegarle y acabó creándose todo eso, pero en realidad no pasó nada”, zanjó el azulgrana.

Sobre su vuelta a casa, lo consideró “una decisión familiar”. “Conversé con mi padre y después le dije al seleccionador Dunga lo que estaba pensando y también a Gilmar (Rinaldi, coordinador de las selecciones brasileñas). Estuvieron de acuerdo”, apuntó.