Compartir

JERUSALÉN, 22 (EUROPA PRESS)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha criticado el informe “sesgado” elaborado por la Comisión Independiente de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el conflicto de Gaza de 2014, cuyas conclusiones han sido anticipadas este lunes y que denuncian crímenes de guerra cometidos tanto por Israel como por los grupos armados palestinos.

“El informe condena a Israel más que a Siria, Corea del Norte e Irán juntos”, ha afirmado Netanyahu, según recoge el diario 'Yedioth Aharonoth' en su edición digital. “El informe está sesgado”, ha apostillado.

Para Netanyahu, “Israel no comete crímenes de guerra, sino que se defiende de una organización terrorista que quiere la destrucción de Israel”. “No vamos a sentarnos de brazos cruzados. Seguiremos actuando con fuerza y decisión y conforme al Derecho Internacional”, ha asegurado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí ha arremetido también contra el informe, que considera “inmoral y politizado”. “Es bien sabido que todo el proceso que ha llevado a este informe está politizado y es inmoral desde el principio, ya que Israel se tomó en serio todas las denuncias sin importar su origen”, ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Emmuel Nachshon, en declaraciones al diario 'The Jerusalem Post'.

En particular, rechaza la asimilación entre el Ejército israelí y las milicias palestinas. “Es lamentable que el informe no reconozca la diferencia radical entre el comportamiento de Israel y las organizaciones terroristas a las que se enfrentaba”, ha indicado Nachshon.

También ha reaccionado el ministro de Educación israelí y líder de Hogar Judío, Naftali Bennett, quien ha afirmado que “este informe tiene sangre en las manos porque permite el asesinato de judíos”. El documento “maniata a nuestros soldados y les impide proteger a la gente del sur y al país entero”, ha apostillado.

“Cuando las preguntas se tiñen de hipocresía y tratan la sangre judía como si fuera tinta invisible, las respuestas no importan, ya que quien decide qué investigar también decide cuál será el resultado de la investigación”, ha argumentado.

La reacción palestina se ha limitado por el momento a la intención declarada por el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, de “estudiar” las conclusiones de la comisión. “Mientras tanto, instamos a la comunidad internacional a recordar que el único camino para la paz es poner fin a la ocupación israelí iniciada en 1967 y poner fin a los crímenes e impunidad”, ha apuntado.