Inicio ciudades

El Ejército de Nigeria investiga las acusaciones de AI sobre la muerte de 8.000 civiles

Compartir

ABUYA, 19 (Reuters/EP)

El Ejército de Nigeria ha informado este viernes de que está investigando las denuncias de Amnistía Internacional que le acusaban de crímenes de guerra y contra la Humanidad en el marco de la lucha contra el grupo terrorista Boko Haram, además de atribuirle la muerte de más de 8.000 civiles desde 2011.

En un primer momento, las Fuerzas Armadas calificaron de «tendenciosas e inventadas» las acusaciones sobre prisioneros ejecutados o maltratados en las cárceles como denunció la organización internacional bajo el informe 'Estrellas en los hombres, sangre en las manos. Crímenes de guerra cometidos por el Ejército nigeriano', publicado a comienzos de este mes.

Sin embargo la presión internacional para que Nigeria examine sus tácticas ha aumentado considerablemente tras la publicación del informe. El recién elegido Muhamadu Buhari ha prometido que estudiará el caso «y actuará consecuentemente».

INCLUSO NIÑOS DE 9 AÑOS

«El Ejército tiene una responsabilidad moral y constitucional de proteger a los ciudadanos nigerianos y no puede estar involucrado de repente en asesinatos masivos como señala Amnistía Internacional», ha asegurado el general Adamu Baba Abubakar.

Boko Haram ha matado a miles de personas y forzado a alrededor de 1,5 millones de personas a huir durante los seis años de enfrentamientos en su intento de establecer un estado islámico en el norte del país. Amnistía Internacional relató que las tropas de Nigeria habían detenido a miles de hombres y niños, de incluso nueve años, mucho de los cuales habrían muerto de hambre, además de ser torturados o privados de servicio básicos en centros de detención hacinados.

Abubakar ha señalado que el grupo de Derechos Humanos no había aceptado una oferta por parte de los militares para proporcionarles un representante en el transcurso de la investigación, en lo que ha defendido como un «acto de justicia para mostrar que el Ejército no tiene nada que esconder».