Compartir

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El PSOE ha exigido al Gobierno que se coordine con las organizaciones implicadas en la acogida de refugiados para analizar la situación y preparar la acogida de solicitantes de asilo y refugio y ha defendido que «España debe ser ejemplo ante Europa asumiendo las cuotas propuestas».

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Refugiados este sábado, los socialistas han hecho público un manifiesto en el que se muestran convencidos de que «el diálogo y el trabajo conjunto con las organizaciones» harán que España pueda «dar acogida a estas personas cuyas vidas corren peligro en sus países».

En este sentido, el PSOE ha señalado que, ante una de las mayores crisis de desplazados desde la II Guerra Mundial, España no puede «dejar a un lado» su memoria «como país de exiliados y refugiados». «Ni nuestra ética. La solidaridad traducida en compromisos reales debe ser fundamental ante los retos que tenemos planteados y a los que debemos dar una respuesta inmediata», han subrayado los socialistas.

Según apunta el partido que lidera Pedro Sánchez, se trata de «una situación sin precedentes, superando crisis similares como la de los años 90 o los desplazamientos forzosos que provocó la Segunda Guerra Mundial».

El manifiesto denuncia que ni Europa ni España están haciendo «el esfuerzo humanitario» que la situación exige y «que están reclamando desde las organizaciones sociales». Sin embargo, los socialistas reconocen que «en los últimos meses se está empezando a dar respuesta desde la Unión Europea».

«Algo está despertando entre los Estados a raíz de la seria y dramática crisis que se está viviendo en el Mediterráneo», ha señalado el PSOE, al tiempo que ha apuntado que la situación se ha agravado debido a la eliminación de las ayudas al desarrollo con los países de origen y a la violencia «insoportable debida a los numerosos conflictos armados, guerras, etc. en las zonas de Siria, Libia, Malí, y otros países africanos».

POLÍTICAS PARA PROTEGER FRONTERAS

En relación con el naufragio de una embarcación con cerca de 800 inmigrantes abordo el 18 de abril, el PSOE cree que el suceso puso en evidencia «unas políticas más centradas en proteger fronteras que en dedicar recursos al salvamento de vidas».

«Éste último gran suceso, quizás el más grave, confirma que el Mediterráneo se está convirtiendo en la tumba de miles de inmigrantes y refugiados que huyen de la violencia», ha manifestado, para después exigir que la Unión Europea «llegue lo antes posible a una política común en materia de inmigración que dé respuesta inmediata a la tragedia humanitaria del Mediterráneo, así como a sus causas, recuperando y promoviendo auténticas políticas de cooperación y solidaridad».

Además, el PSOE ha hecho un llamamiento para que todos los Estados miembros de la Unión Europea «asuman sus responsabilidades y sean solidarios con quienes en estos momentos lo necesitan».

«Todos los Estados miembros de la UE deben asumir los programas de visados por razones humanitarias, de reasentamiento obligatorio en toda la UE de una forma creíble y sustancial, para poder ser capaces de dar respuesta a las necesidades reales de las poblaciones a las que se dirige», ha concluido.