Compartir

LONDRES, 19 (EUROPA PRESS)

El exministro de Gabinete laborista Alan Johnson ha sido designado por el Partido Laborista para dirigir la campaña por el 'sí' en el futuro referéndum de continuidad en la Unión Europea, según la líder de la formación, Harrieta Harman, al diario 'The Guardian'.

El veterano político, que ha desempeñado numerosos cargos en los Gobiernos de Tony Blair y Gordon Brown, ha explicado que su nombramiento no significa un retorno a la primera línea sino que responde a la insistencia de Harman.

“Va a haber muchas campañas diferentes para el 'Sí', pero está claro que el laborismo tiene que tener su propio proyecto (…) como partido tenemos que tener una posición clara, creo que es la decisión política más importante de toda mi vida”, ha argumentado Johnson.

“Es más importante que el referéndum de 1975, que significó la entrada en la Unión Europea. Creo que en el momento que vivimos, en un mundo tan interdependiente, sería una decisión más trascendente y profunda, sobre todo después de haber formado parte del bloque. Estaríamos abandonando un proyecto que ahora alcanza a 28 países y que lleva 40 años en funcionamiento”, ha señalado.

Por su parte, la líder laborista ha destacado las capacidades oratorias de Johnson y su visión proeuropeas, al tiempo que ha destacado que está preparado para “jugar un papel importante en un gran momento de elegir”.

Ahora, Johnson ha acordado con el partido encabezar una campaña que irá separada de una posible coalición de formaciones proeuropeas. El exministro había sido tentado por el candidato laborista en las últimas elecciones, Ed Miliband, para regresar a la primera línea de la política, unas ofertas que hasta el momento no había aceptado.

Johnson es considerado uno de los mejores comunicadores en el seno del partido y según ha señalado Harman, es el político indicado para transmitir el mensaje proeuropeo laborista. Así, su nombramiento despeja las dudas sobre la posición del partido con respecto a la consulta sobre la pertenencia del Reino Unido al bloque europeo, y supone una ruptura con formaciones como el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), que le ha restado votos a los laboristas que se consideran fundamentales para volver al Gobierno en 2020.

El reelegido primer ministro británico, David Cameron, hizo de esa consulta una de sus grandes promesas de campaña. El 'premier' aseguró que, si renovaba su mayoría, preguntaría a los ciudadanos, teniendo como límite el año 2017, sobre cuál debería ser la relación de Reino Unido con la UE. Todavía no se conoce la fecha del referéndum, si bien, en el entorno de Cameron se ha apuntado que “la voluntad es acelerar el proceso para poder celebrar el referéndum en 2016”. “Siempre hemos dicho que 2017 era la fecha límite, no una fecha fijada”, han subrayado recientemente fuentes gubernamentales.