Compartir

La cadena espera obtener la autorización de la competencia mexicana en unos tres meses

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Barceló Corporación Empresarial ha suscrito con el BBVA un acuerdo para adquirir el 57,5% del capital de Occidental Hoteles Management que no controla, con lo que el grupo turístico mallorquín, que ostenta actualmente el 42,5% de la hotelera pasará a ser el único propietario de la compañía.

La operación está condicionada a obtener la pertinente autorización de los organismos de competencia en México, informó Barceló en un comunicado en el que señala que con la incorporación de Occidental a su cartera dará “un paso muy importante” en su estrategia de crecimiento en América Latina.

Tan pronto como se cumpla este trámite, que se estima pueda demorarse unos tres meses, Barceló iniciará la gestión de los establecimientos y podrá hacerse con el 100% de las acciones de Occidental.

El pasado 4 de mayo, Barceló compró el 42,5% del capital de Occidental Hoteles, en manos de los accionistas minoritarios de la compañía, tras llegar a un acuerdo para adquirir sus participaciones sociales. La posibilidad de hacerse con el 100% del capital de Occidental era una posibilidad que ya barajaba el grupo hotelero mallorquín.

UN PASO “MÁS” EN SU CRECIMIENTO EN AMÉRICA LATINA.

La operación está sujeta a obtener la pertinente autorización de los organismos de competencia en México y supone para Barceló Hotels & Resort “un paso muy importante” en su estrategia de crecimiento en América Latina, consolidando su posición en dicho mercado.

Con la incorporación de Occidental Hoteles el grupo turístico mallorquín consolidará su posición en el Caribe con nuevos establecimientos en México y la República Dominicana, a la vez que consigue entrar en nuevos países como Aruba, Colombia y Haití.

Occidental Hoteles cuenta con 11 hoteles en propiedad, que suman una oferta de 4.011 habitaciones, distribuidos en México, República Dominicana, Costa Rica y Aruba. A estos establecimientos hay que añadir otros dos hoteles que serán operados en régimen de gestión en Cartagena de Indias (Colombia) y en Puerto Príncipe (Haití).

Concretamente, once resorts vacacionales distribuidos en México (seis hoteles y 2.054 habitaciones), dos en Cozumel, tres en la Rivera Maya y uno en Puerto Vallarta; en República Dominicana (dos hoteles en Punta Cana y Santo Domingo con 1.130 habitaciones), Costa Rica (dos hoteles en Golfo Papagayo con 459 habitaciones) y Aruba (un hotel en Palm Beach y 368 habitaciones).

En régimen de gestión opera el hotel Occidental Grand Cartagena Resort, de 164 habitaciones, en Cartagena de Indias (Colombia) y el Royal Oassis by Occidental, de 128 habitaciones, en Puerto Príncipe.

Barceló Hotels & Resort, división hotelera de Barceló Corporación Empresarial, cuenta con 94 hoteles urbanos y vacacionales de 4 y 5 estrellas, con una oferta que suma las 30.000 habitaciones. Entre ellos, figuran 16 hoteles en México y tres en Costa Rica, además de Cuba (un hotel), Guatemala (1), Ecuador (1) y Nicaragua (2). Además controla el 40% del accionariado de Crestline Hotels & Resorts, compañía gestora independiente de EE.UU. que cuenta con 74 establecimientos.

CONTROLADA DESDE 2007 POR BBVA Y AMANCIO ORTEGA.

En diciembre de 2014, Occidental Hoteles anunció que operaría independientemente, tras dar por finalizado el proceso de venta abierto meses atrás para analizar posibles operaciones corporativas, con lo que BBVA y Pontegadea, brazo inversor de Amancio Ortega, se mantuvieron en el capital. Fundada en 1982, Occidental Hoteles estaba controlada por el BBVA y por Pontegadea desde 2007.

A finales de octubre del año pasado, Occidental Hoteles & Resorts decidió no renovar los contratos de gestión de los cuatro hoteles que operaba en Cuba –dos hoteles en La Habana ('Occidental Miramar' y 'Occidental Montehabana'), un complejo en Varadero ('Allegro Varadero'), y otro en Cayo Guillermo ('Allegro Club Cayo Guillermo')– y que vencían en diciembre de 2014.

En 2013, Occidental Hoteles logró sus primeros beneficios desde el ejercicio 2005 y su beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 45,2 millones de euros, lo que supuso un incremento del 7,4% respecto al año anterior y el doble registrado en 2010.