Compartir

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Se pueden formar nuevas células musculares del corazón humano, algo que ocurre principalmente durante los primeros diez años de vida, según un nuevo estudio del Instituto Karolinska en Suecia. Sin embargo, otros tipos de células se sustituyen más rápidamente. El estudio, que se publica en la revista 'Cell', demuestra que el músculo cardiaco se regenera durante toda la vida de una persona, apoyando la idea de que es posible estimular la reconstrucción del tejido del corazón perdido.

Durante un ataque al corazón, cuando las partes del músculo cardiaco se ven privadas de oxígeno, muchas células del corazón mueren y son reemplazadas por tejido cicatrizal. Como esto afecta a la funcionalidad, muchos investigadores están interesados en la posibilidad de estimular la regeneración de las células del músculo cardiaco perdidas, pero una de las grandes preguntas de la medicina regenerativa es saber si esto es posible y los científicos han estado durante mucho tiempo tratando de responderla, sin llegar a un consenso.

Para examinar la regeneración de las células del corazón humano, el equipo detrás de este nuevo estudio utilizó una combinación de métodos. Uno de estos fue medir el isótopo radiactivo C-14, aprovechando el fuerte aumento de los niveles atmosféricos de carbono-14 en 1950 y 1960 provocados por los ensayos nucleares. Los niveles luego disminuyeron, lo que significa que las células que se formaron después de ese periodo dan lecturas inferiores de C-14 que las formadas durante el mismo. Por lo tanto, midiendo la cantidad de C-14 en el ADN de una célula, los investigadores pudieron calcular su edad.

“Hemos examinado el tejido cardiaco de 29 personas fallecidas de diversas edades y encontramos que incluso un mes después de su nacimiento, el corazón contiene el mismo número de células que cuando son adultos”, dice Olaf Bergmann, del Departamento de Biología Celular y Molecular.

Según el estudio, el corazón crece durante la infancia porque sus células aumentan de tamaño en lugar de en número; en otras palabras, las células del corazón se generan sólo en una escala modesta e, incluso, durante una larga vida, solamente se reemplaza el 40 por ciento de las células musculares.

El corazón también contiene otros tipos de células, como células endoteliales y células en el tejido conectivo, que están bajo el nombre colectivo de células mesenquimales. Los investigadores encontraron que estas poblaciones celulares cambian mucho más que las células del músculo cardiaco. Las células endoteliales tienen el ciclo de vida más corto y en adultos se cambian en un periodo de seis años, mientras que las células mesenquimales también se reemplazan, pero más lentamente, dos veces durante toda la vida, según estiman los investigadores detrás de este nuevo trabajo.

“Nuestro estudio muestra que las células endoteliales, las células mesenquimales y las células musculares del corazón se renuevan en el corazón humano durante toda la vida, aunque a un ritmo diferente para las diferentes células”, resume el líder del estudio Jonas Frisén, del Departamento de Biología Celular y Molecular. “Nuestros hallazgos sugieren que puede ser racional y realista desarrollar nuevas estrategias terapéuticas para el fortalecimiento de la propia capacidad de regeneración del cuerpo para tratar enfermedades del corazón”, concluye.