Compartir

JERUSALÉN, 14 (EUROPA PRESS)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha adelantado este domingo los resultados de un informe propio sobre la ofensiva del pasado verano en Gaza como fórmula para contrarrestar las “mentiras antiisraelíes”. Netanyahu ha asegurado que el informe sirve para confirmar que la actuación del Ejército israelí fue “acorde con el Derecho Internacional”.

“Presenta la verdad de los hechos del Ejército y que se hicieron de acuerdo con el Derecho Internacional”, ha afirmado Netanyahu durante el Consejo de Ministros de su Gobierno, celebrado este domingo.

Este informe interministerial analiza la conocida como Operación Margen Protector, que en agosto del año pasado costó la vida a casi 2.200 palestinos, la mayoría civiles, y 67 militares y seis civiles por parte israelí.

El informe completo será publicado en la tarde de este lunes por el Ministerio de Asuntos Exteriores tras meses de trabajo. La fecha no está elegida al azar, ya que su publicación evita que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU intervenga de oficio para investigar tras un informe propio que se publicará también esta próxima semana.

Netanyahu ha aprovechado su intervención para argumentar que la ofensiva israelí sirvió para defender a los ciudadanos israelíes de una organización terrorista que estaba perpetrando un doble crimen de guerra: disparar indiscriminadamente contra los ciudadanos israelíes y escudarse en sus propios ciudadanos.

“Israel y el Ejército (israelí) cumplen con las normas del Derecho Internacional incluso cuando combaten contra organizaciones terroristas que incumplen esas normas de forma intencionada”, ha afirmado. Esta postura no es el resultado de uno u otro informe, sino de que “Israel es un Estado democrático y moral que actúa de forma acorde con el Derecho Internacional”, ha apostillado.

El Gobierno israelí lleva semanas estudiando el momento adecuado para la publicación del informe. En un principio iba a ser publicado en marzo, cuando también se iba a publicar el informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, pero el aplazamiento del segundo propición que también se retrasara la versión israelí. El retraso en el informe de la ONU se debe a que el presidente de la comisión encargada del mismo, William Schabas, tuvo que dimitir tras descubrirse que trabajó como asesor de la Organización para la Liberación de Palestina en 2012.

El informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU podría ser utilizado como pilar para cualquier acción judicial a nivel internacional de los palestinos, en particular ante el Tribunal Penal Internacional. Sin embargo, Israel se ha negado a colaborar con la comisión de la ONU en la elaboración del informe por considerarla parcial.