viernes, 25 septiembre 2020 13:20

Economía.- El PSOE somete a votación en el Congreso las líneas maestras del cambio de política económica que propone

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El PSOE someterá la próxima semana a la votación del Pleno del Congreso las líneas maestras del cambio de política económica que propone, que pasa entre otras cosas por reformar el Estatuto de los Trabajadores, revisar “en profundidad” el sistema tributario, incrementar las inversiones en políticas activas de empleo o reformar el sistema de formación para el empleo.

Así se recoge en la moción consecuencia de la interpelación que el portavoz socialista de Economía, Juan Moscoso del Prado, planteó el pasado miércoles al ministro del ramo, Luis de Guindos, en relación con la necesidad de conseguir una recuperación económica justa y sostenible.

En el texto, que recoge Europa Press, los socialistas reclaman una nueva política económica “alternativa, solvente y transformadora” que promueva un crecimiento “distinto al actual” y que sirva a la vez para “modernizar las instituciones” y “enfrentarse al problema de la desigualdad, la pobreza, la baja productividad, el elevado paro estructural, la precariedad laboral y el endeudamiento público y privado”.

Unos objetivos ambiciosos que los socialistas ven alcanzables con cambios a nivel nacional, pero también reclamando en Europa una mayor integración fiscal y política, un presupuesto para la Eurozona, eurobonos y un nuevo mandato para que el Banco Central Europeo (BCE) se preocupe también del crecimiento y el paro.

POLÍTICA FISCAL Y DE EMPLEO

En el ámbito nacional, los socialistas creen que han de cumplirse los objetivos de estabilidad presupuestaria pero “reequilibrando la política fiscal” para que no se ajuste sólo por la vía del gasto. Esto supone aplicar una reforma tributaria “profunda” que amplíe las bases imponibles lo que, junto con la lucha contra el fraude, incrementaría los ingresos tributarios.

En cuanto al empleo, el principal partido de la oposición aboga por subir las inversiones en políticas activas hasta el 1,5% del PIB mientras la tasa de paro no baje del 15%, por dotar de personal especializado suficiente a los servicios públicos de empleo y por reformar el sistema de formación.

Pero, además, reclama un plan de choque para los parados de larga duración amenazados por la pobreza y la exclusión, un programa específico para desempleados mayores de 45 años que incluya empleos directos ofertados por las administraciones públicas, y una mayor agilidad en la aplicación de la Garantía Juvenil, así como un plan que permita el retorno de los jóvenes emigrados.

Igualmente, cree que hace falta revisar el Estatuto de los Trabajadores para fortalecer la negociación colectiva, garantizar los derechos de los trabajadores, incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), erradicar la brecha salarial y la desigualdad entre hombres y mujeres, controlar los abusos en materias de jornadas, acabar con los falsos autónomos y los becarios y reducir a tres los tipo de contratos.

POLÍTICAS SECTORIALES

En el listado de propuestas del PSOE también se incluyen medidas sectoriales, comenzando por una política integral de reindustrialización del país que debería incluir la ampliación de 200.000 plazas de formación profesional para cubrir las necesidades del sector industrial. Igualmente, sería necesario fomentar la actividad económica no deslocalizable para fijar población y mejorar las condiciones de vida en el medio rural.

Esto debe ir acompañado, creen los socialistas, por una política tecnológica y de innovación que incluya la conversión del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en una agencia estatal de innovación, el total desarrollo de la Ley de Ciencias, la aprobación de una regulación de la compra pública innovadora, garantizar la financiación pública “sostenida” y “similar a la media europea” para el I+D+i o poner en marcha un plan de retorno de investigadores emigrados.

Moscoso del Prado también encuentra carencias en el ámbito de los mercados de bienes y servicios, donde hace falta “garantizar” la competencia efectiva y “poner fin a los corporativismos y privilegios” y facilitar nuevos proyectos empresariales eliminando “obstáculos injustificados y desproporcionados” en ciertos ámbitos profesionales “altamente protegidos”.

La moción reclama asimismo una “auténtica” Ley de Segunda Oportunidad, un Plan Estatal de Rehabilitación Sostenible de Edificios y Viviendas que incluya incentivos económicos, una regulación “cuanto antes” del autoconsumo y las energías renovables, y un nuevo proceso de elección parlamentaria de los miembros de los organismos reguladores basado “en el mérito y la capacidad y no en criterios partidistas”.

Finalmente, el PSOE pide una “auténtica política de Estado” para la cultura que pase por el diálogo, la reducción “inmediata” del IVA, medidas de mecenazgo y una Ley de Propiedad Intelectual “justa” para la ciudadanía; y apoyo para pymes, emprendedores y autónomos mediante la rebaja de las cuotas a la Seguridad Social, aumento de las líneas de financiación del ICO, impulso de los instrumentos público-privados de capital riesgo, reducción de trabas burocráticas y apoyo a la internacionalización.