Compartir

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha autorizado una inversión de 2,4 millones de euros para reparar los daños causados por los temporales en la cuenca del Miño-Sil, en las provincias de León, Lugo, Orense y Pontevedra.

Las actuaciones permitirán eliminar los tampones formados por los restos vegetales, restaurar y defender las márgenes erosionadas, desbrozar, retirar acarreos, sedimentos y residuos y reponer las infraestructuras afectadas por el agua, así como repoblar con flora autóctona. Asimismo, se repondrán las infraestructuras dañadas por el agua, en particular la red de canales y acequias para regadíos.

Las obras corresponden al Plan Fluvial que realiza el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para reparar “todos” los daños causados por los temporales del pasado invierno.

Los temporales de enero y febrero en distintas cuencas hidrográficas se saldaron con inundaciones y desbordamientos que produjeron daños de distinta naturaleza. Ante esta situación, el Gobierno aprobó un Real Decreto-ley el pasado 6 de marzo, con una inversión total de 70,1 millones de euros, con el objeto de reparar todos los daños causados por los temporales.

De la inversión total, 43,5 millones estaban destinados a la puesta en marcha de las actuaciones necesarias para corregir las afecciones en el dominio público hidráulico (Plan Fluvial), unos trabajos que están siendo ejecutados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tanto por la Dirección General del Agua como por los organismos de cuenca.