Compartir

Avisa a los partidarios del 'no' de que el 14J “no se hace un plebiscito ni la lista de Mas”

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha defendido este viernes la necesidad de perseverar en el diálogo con el Gobierno central que surja de las urnas tras las elecciones generales en caso de que haya un cambio de mayorías, dado que en la actual legislatura “esto no es posible”.

Así se ha pronunciado en un almuerzo-coloquio de Barcelona Tribuna, organizado por La Vanguardia, AED y la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País, ante la presencia del líder de UDC, Josep Antoni Duran; los consellers Joana Ortega y Josep Maria Pelegrí; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el expresidente de la Generalitat José Montilla.

Según Espadaler, si hay un cambio de mayorías en Madrid no todo cambiará ni será un “jardín idílico”, pero pueden abrirse nuevos frentes y escenarios que deben explorar teniendo en cuenta la complejidad del proceso soberanista.

“Tenemos la obligación de esperar a ver que da de sí la nueva composición sin generar falsas expectativas”, ha sostenido, alegando que hay que insistir en el diálogo pese a las negativas recibidas y por muy diferentes que sean.

A falta de dos días para que someta a consulta de la militancia la pregunta '¿Queréis que UDC continúe su compromiso con el proceso, desde el catalanismo integrado y de acuerdo con los siguientes criterios?', ha confiado en que tenga el apoyo de gran parte de los democristianos tras defender que los criterios sobre los que se basa son los que el electorado tendrá en cuenta a la hora de votar el 27S.

Para Espadaler, UDC se posiciona claramente respecto al proceso soberanista con esta pregunta, y pese a aceptar que su formulación puede ser algo compleja, ha añadido que se está ante “un proceso complejo y de solución compleja”.

Ha reiterado que Unió aspira a la plena soberanía, que no hay solución que no sea democrática, ha excluido la declaración unilateral de independencia y que Cataluña quede fuera de la UE, unos planteamientos que pretenden “desacomplejadamente ampliar las bases del proceso”.

“La propuesta, lejos de desanimar a nadie, persigue prepararnos de la mejor manera posible para negociar con la realidad que vendrá”, ha recalcado Espadaler, que ha advertido de que apostar por el 'no' en la consulta, como quieren los críticos, es no querer que Unió continúe con el proceso soberanista.

SI SE IMPONE EL 'NO'

Según Espadaler, en caso de que se imponga el 'no' no tiene que afectar a la dinámica del Govern porque tanto él como Ortega y Pelegrí –los tres consellers democristianos– están cumpliendo con un programa electoral con el que CiU se presentó a las elecciones, un compromiso que mantienen “firme ahora y hasta el final”.

A su juicio, la pregunta de Unió está hecha con voluntad de entendimiento con CDC y pretende recoger el voto de los que podrían optar el 27S por la abstención o apostar por fuerzas cuya razón de ser es la “antítesis” de lo que representa la federación, en alusión velada a PP y C's.

Además, ha avisado al sector soberanista de Unió de que la consulta de este domingo “no es un plebiscito ni se construye la lista” del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y hay que centrarse en el contenido de la pregunta.

“Las personas y los liderazgos son importantes, pero los programas y lo que haremos lo son tanto como esto. No estamos en el momento de construir candidaturas. Hay poco tiempo, pero cada cosa a su tiempo”, ha zanjado.