viernes, 25 septiembre 2020 19:47

AMPL.- El Rey destaca que “mérito, excelencia personal y selección de los mejores deben guiar siempre nuestros pasos”

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El rey Felipe VI ha manifestado este viernes que “el mérito, la excelencia personal, la capacidad de renovación y la selección de los mejores deben guiar siempre nuestros pasos individuales y colectivos”, y ha defendido valores como “el esfuerzo, la capacidad de sacrificio, el tesón, la superación y la contribución a la excelencia” para obtener “inmejorables resultados personales y académicos”.

Ha sido en el transcurso del discurso que ha pronunciado con motivo de la entrega de los Premios Universitarios y Taurinos de la Real Maestranza de Caballería, que ha presidido en la Plaza de Toros de Sevilla acompañado, entre otras autoridades, de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, y el alcalde en funciones de la capital hispalense, Juan Ignacio Zoido, y que ha venido precedido de una larga ovación de los asistentes.

El rey ha mostrado su “satisfacción” por presidir por primera vez como monarca la entrega de estos premios, que, como ha recordado, conmemoran este año su 50 aniversario, y ha puesto a las personas “merecidamente galardonadas” con estas distinciones como ejemplos que “demuestran” que “el mérito, la excelencia personal, la capacidad de renovación y la selección de los mejores deben guiar siempre nuestros pasos individuales y colectivos; por supuesto, no dejando a nadie desatendido por el camino”.

Felipe VI ha aprovechado la ocasión para alabar la “labor encomiable de mecenazgo cultural y artístico” de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, unas palabras de reconocimiento que ha extendido “a todas las reales maestranzas”, unas instituciones que, según ha apostillado, “han contribuido históricamente al mantenimiento de los principios, la cultura y las tradiciones desde un profundo sentido de lealtad y servicio a España”.

“Cualquier país con una rica y larga historia como el nuestro es muy consciente de la riqueza cultural que encierran sus mejores tradiciones”, ha sentenciado el rey, que ha valorado que la Real Maestranza de Sevilla haya mantenido la concesión de sus premios universitarios para “reconocer la excelencia y el esfuerzo de jóvenes graduados por la Universidad Hispalense, con más de medio milenio de historia”, en lo que constituye “una apuesta firme y decidida de apoyo a la ciencia y al desarrollo del saber en las distintas áreas del conocimiento”.

Además, ha recordado que la Real Maestranza ha distinguido con los galardones entregados este viernes a “figuras que resultaron triunfadoras en la pasada temporada taurina y que son claro exponente de la excelencia en el arte de la tauromaquia”, que “sigue inspirando creaciones artísticas y culturales en todos los ámbitos”.

Los premios a los mejores alumnos de los centros de la Universidad de Sevilla suponen, en palabras del Rey, “el reconocimiento a valores tan destacados en cualquier persona como el esfuerzo, la capacidad de sacrificio, el tesón, la superación y la contribución a la excelencia; valores que, sin duda, conducen a inmejorables resultados personales y académicos, como podemos comprobar”, según ha apostillado.

“ESFUERZO RECONOCIDO”

Igualmente, ha destacado que entre la nómina de los premiados en estos 50 años de galardones aparecen “profesionales relevantes de muchas áreas del conocimiento científico y humanístico” como arquitectos, catedráticos, artistas plásticos o investigadores; “en fin, una lista muy considerable, sin duda, y unas trayectorias profesionales verdaderamente destacadas”, ha remachado.

Así las cosas, Felipe VI ha culminado su discurso felicitando a los galardonados porque su “esfuerzo, hoy merecidamente reconocido, será clave en vuestro desarrollo personal y profesional a lo largo de vuestras vidas”, y porque representan, según ha concluido, “la esencia y el fruto de lo que la universidad debe significar para nuestra nación, una de las columnas básicas sobre las que se sustente el progreso de España”.

El acto de entrega de estos premios ha finalizado con el discurso del Rey, quien, a la conclusión del mismo, ha permanecido en el coso taurino fotografiándose con los premiados y departiendo con algunos de los asistentes al acto.