Compartir

Explica que se evaluará tercero de Primaria para “aplicar la medidas correctoras de forma más temprana y preventiva”

VITORIA, 12 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, ha asegurado este viernes que a pesar de que algunas familias y alumnos hayan rechazado participar en la prueba piloto de la evaluación diagnóstica de 3º de Educación Primaria, el departamento cuenta con la “información suficiente” para realizar el próximo curso la evaluación “más adecuada” para los alumnos de tercero de Primaria.

Uriarte ha realizado estas declaraciones en el pleno de control al Gobierno vasco que se está celebrando en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta formulada por la parlamentaria socialista Isabel Celaá, sobre la realización de la prueba piloto de la evaluación diagnóstica de 3º de Educación Primaria programada por el Gobierno vasco y a la que algunas familias se han negado a que sus hijos la realizaran, secundando el llamamiento de la confederación de asociaciones de padres de la escuela pública vasca Ehige, sindicatos y la asociación de la escuela pública Sarean.

La titular de Educación ha recordado que las “intenciones” de su departamento con esta prueba están “claramente expresadas” en el proyecto de Decreto de Educación Básica “elaborado con todos los agentes”.

Ante las críticas que relacionan esta prueba con las reválidas de la LOMCE, Uriarte ha precisado que se trata de una evaluación que “no tiene consecuencias académicas”, sino que se trata de una prueba “interna” que realizarán los propios centros teniendo en cuenta los criterios y modelos que planteará el departamento. “La prueba no tiene relación alguna con las evaluaciones individuales que exige la LOMCE”, ha insistido.

Según ha explicado, la prueba piloto que estaba previsto que se realizara en 30 centros, tenía como objetivo establecer los criterios para llevar a cabo esta prueba el próximo curso. En concreto, ha informado de que se va a analizar la información obtenida de las pruebas realizadas, entre 614 y 755 respuestas, en las competencias de euskera, inglés, castellano, matemáticas y científica.

“Aunque han sido menos respuestas de las inicialmente previstas, resultan suficientes para sacar las necesarias conclusiones”, ha asegurado antes de precisar que lo que se analizarán será la aplicación de las pruebas con ordenador con alumnos de tercero de Primaria, la duración idónea de las sesiones y el funcionamiento de los ítems adecuado para medir lo que se pretende, así como su adecuación lingüística.

Tras este análisis, se elaborarán una serie de criterios y modelos que se distribuirán a losa centros para que estos puedan diseñar la evaluación diagnóstica de tercero “del modo más adecuado”. Además, el Departamento podrá completar la evaluación con una evaluación externa de carácter muestral sobre el sistema.

Por otro lado, ante la pregunta de Celaá sobre lo que ha motivado el cambio de estas pruebas de cuarto de primaria a tercero, Uriarte ha explicado que tiene “más sentido” realizarlas en tercero, con el objetivo de “detectar lo antes posible las dificultades para la comprensión y expresión oral, la escritura y lectura autónoma, así como para el desarrollo de los procedimientos lógicos y aritméticos, “lo que permitirá aplicar medidas correctoras de forma más temprana y preventiva”.

“Lo que no hay que hacer es utilizar la información de manera torticera, simplemente por equivocar”, ha insistido. Antes de asegurar que cuentan con la información “suficiente” para realizar la evaluación más adecuada para los alumnos de tercero de Primaria.

La parlamentaria del PSE Isabel Celaá, por su parte, ha pedido explicaciones sobre el cambio de la prueba diagnóstica de cuarto a tercero de primaria, y lo ha relacionado con el hecho de que la LOMCE realice evaluaciones en tercero y sexto de Primaria, “ninguna en Secundaria”. “¿Es usted consciente de haber suscitado un problema gravísimo donde había una solución?” le ha preguntado.