Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El primer ministro surcoreano en funciones, Choi Kyung Hwan, ha rebajado la alerta sobre posibles contagios del síndrome respiratorio por el coronavirus de Oriente Próximo (MERS-CoV) y ha advertido contra miedos infundados que puedan afectar a la economía del país.

Así, Choi ha recordado que el virus no se transmite por vía aérea y ha llamado a extremar las precauciones en los hospitales, por el momento principal foco de contagios. “Según los expertos, el MERS se transmite actualmente mediante hospitales y evitar las infecciones en los centros médicos es clave para detener el brote”, ha asegurado el primer ministro en funciones en una conferencia de prensa recogida por la agencia estatal Yonhap.

Asimismo, ha advertido de las repercusiones que el brote puede tener en la economía de Corea del Sur. “El Gobierno pide a la población que no exagere los miedos o las preocupaciones sobre el MERS y no tienen que actuar basándose en miedos infundados, como reducir sus gastos o evitar visitar áreas con casos confirmados de MERS”, ha apuntado.

Las autoridades de Corea del Sur han confirmado dos víctimas mortales más por el brote del síndrome respiratorio, por lo que el balance de muertos se eleva a 9 y se han registrado 13 nuevos casos, por lo que ya se tiene constancia de 108 contagios.

Según el Ministerio de Sanidad, 10 de las nuevas 13 infecciones se han registrado en el Centro Medico Samsung en Seúl, uno de los hospitales más reconocidos y renovados de la capital. Mientras, que los dos nuevos fallecidos se han convertido en las víctimas octava y novena desde que el pasado 20 de mayo se confirmó el brote de MERS en el país asiático.

Con los nuevos casos y las personas que han estado en contacto con los infectados, el número de personas puestas en aislamiento asciende a 3.439, según ha informado el Ministerio. La situación ha generado pánico en la sociedad y ha llevado al cierre de más de mil escuelas y la cancelación de miles de viajes turísticos al país.

El MERS es una enfermedad viral que hasta ahora no había afectado a seres humanos. El primer caso confirmado se detectó en Arabia Saudí en 2012 y desde entonces se han producido muertes en 23 países, la mayoría en Oriente Próximo.