Compartir

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Casi 94.000 personas han solicitado ya la ayuda para parados de larga duración sin ingresos y con cargas familiares que el Gobierno puso en marcha el pasado mes de enero, tras acordarlo con los agentes sociales, y al 70% –unos 65.800 ciudadanos– se les ha reconocido ya la condición de beneficiarios, según ha asegurado este miércoles la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que cuenta con que el programa llegue a 270.000 desempleados a lo largo del año.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el portavoz socialista de Empleo, Rafael Simancas, ha pedido a la ministra un balance de este programa que, a su juicio, es “electoralista, tardío e insuficiente” y que supone “un fiasco” por la imposición de unos requisitos de acceso “deliberada e injustamente duros”.

Sin embargo, Báñez ha asegurado que en lo que va de año casi 94.000 parados ya han solicitado participar en este programa, que conlleva una ayuda 426 euros durante seis meses y la elaboración de un itinerario personalizado para facilitar el retorno al mercado laboral.

De ellos, el 70% “ya está participando de ese programa especial de activación”, al que ya se van a dedicar 850 millones de euros este año. Con esto, la titular de Empleo confía en que se pueda alcanzar el objetivo para todo el ejercicio de 270.000 beneficiarios.

20 MILLONES DE OCUPADOS

A renglón seguido, la titular de Empleo ha señalado que “la recuperación justa y hasta el final” llegará cuando se alcancen los “20 millones de ocupados”, algo que sucederá “en los próximos años” si “el PSOE no vuelve a gobernar y sigue el PP, que trae empleo y oportunidades al país”.

La prueba, a su juicio, son las “reformas para crecer y crear empleo” que el Ejecutivo de Mariano Rajoy “con la sociedad” ha puesto en marcha en lo que va de legislatura, y que ya han conseguido sacar del paro a 200.000 personas con respecto de 2011. “En pocas fechas habrá más empleo que cuando llegamos al Gobierno, y este año se crearán más de 600.000 empleos”, ha apostillado, recordando que en 2014 se generaron 440.000 puestos de trabajo.

Finalmente, la ministra ha recordado que la nueva ayuda para parados de larga duración con cargas familiares se ha puesto en marcha en acuerdo con los interlocutores sociales y las comunidades autónomas “para que nadie se quede atrás en la recuperación” y que además se han tomado otras decisiones como “congelar las pensiones que los socialistas congelaron” o “consolidar” el Plan Prepara haciéndolo “permanente” hasta que el paro baje del 20%. Un programa que en esta legislatura ha beneficiado a 525.000 personas, según datos de Empleo.

RELAJAR LOS REQUISITOS

Sin embargo, Simancas ha insistido en que la medida es “insuficiente” porque los requisitos de acceso son “muy duros”, y ha pedido a la ministra que los “relaje” para “permitir que cientos de miles de parados que necesitan acceder a esta ayuda lo hagan”. “Se lo pedimos formalmente”, ha añadido, recordando que la tasa de cobertura de la prestación por desempleo ha bajado un 16% en esta legislatura.

Además, ha criticado que la aprobación de la medida se produjera “a cinco meses de las elecciones municipales y autonómicas” de mayo, cuando el PP “se fijó en que había muchos parados en una situación difícil”. “Entonces sacaron al presidente del plasma, adornaron La Moncloa, llamaron a las cámaras y, con gran trompetería, firmaron un acuerdo para mejorar la vida de los parados”, ha recordado.

Sin embargo, frente a los 450.000 beneficiarios de los que habló Mariano Rajoy, o los 300.000 del “stock de inicio” que mencionó la propia Báñez en una interpelación en el Senado, ni siquiera se había llegado a 44.000 a finales de abril, datos con los que Simancas ha planteado la pregunta. “La recuperación justa no se percibirá porque cambien a los portavoces del Gobierno, sino por que traten con justicia a los trabajadores y los parados”, ha zanjado el diputado.