Compartir

Se creará una comisión mixta de ambos partidos para hacer un seguimiento del pacto

TOLEDO, 9 (EUROPA PRESS)

Los representantes de los equipos de contacto de Podemos y PSOE en Castilla-La Mancha han vuelto a dialogar este martes en una reunión que ha ocupado más de cinco horas y que ha servido para llegar a un acuerdo sobre cómo debe de ser la tramitación jurídica para la declaración del Procedimiento de Emergencia Ciudadana y sobre las medidas de transparencia en la contratación pública.

Estas eran dos de las tres condiciones para que Podemos apoye la investidura de Emiliano García-Page como presidente de Castilla-La Mancha que quedaron por resolver tras la primera toma de contacto de ambas formaciones este lunes, y en estos momentos solo queda uno de los puntos del Plan de Rescate Habitacional propuesto por el partido que dirige José García Molina: la llamada Ley de Sobreendeudamiento.

Según argumentan PSOE y Podemos en sendas notas de prensa, esta normativa sigue sin tener una solución jurídica de consenso, y la forma de poner en marcha este procedimiento será tratada en la próxima reunión entre las dos formaciones.

En el encuentro de este martes también se han llegado a acuerdos en los plazos concretos para desarrollar cada una de las 12 medidas básicas, a excepción de dicho aspecto del Plan de Rescate Habitacional.

A pesar de ello, se han mostrado “discrepancias” en alguna de las cifras genéricas manejadas como soporte presupuestario para alguna de estas propuestas.

Por otro lado, las dos formaciones han convenido crear una comisión general para realizar un seguimiento del acuerdo que se dividirá en tres subcomisiones que estudiarán el desarrollo de los tres bloques que engloban a las 12 medidas: Rescate Ciudadano, Transparencia y participación y Estatuto de Autonomía.

Quedan también por acordar cuestiones referidas a la lucha contra los desahucios, cuestiones que se afrontarán en próximos contactos.