Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Oncólogos españoles han probado una nueva estrategia terapéutica neoadyuvante que permite mejorar el resultado de la cirugía frente al cáncer de ovario avanzado, combinando quimioterapia y una terapia biológica antes de la intervención quirúrgica.

El trabajo, cuyos resultados se han publicado en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés) celebrado en Chicago (Estados Unidos), fue liderado por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO) y contó con la participación de 13 hospitales españoles.

Hasta ahora la neoadyuvancia se aplica exclusivamente con quimioterapia cuando a la paciente se le diagnostica la enfermedad en fase avanzada y de inicio no puede ser operada.

El objetivo era analizar el uso experimental de bevacizumab, antiangiogénico comercializado por Roche como 'Avastin', añadido a la quimioterapia antes de la cirugía. Además, tras la operación las pacientes recibieron también esta terapia biológica –en dosis de 15 miligramos/kilo– durante 15 meses.

El estudio 'Nova' incluyó a 71 pacientes con cáncer de ovario epitelial avanzado, el que afecta a las células epiteliales que recubren el ovario, y en ellas se probaron cuatro ciclos de bevacizumab y quimioterapia cada tres semanas.

Los autores querían comprobar que en el momento de la intervención y previo a la resección no hubiera enfermedad visible, y los primeros resultados sugieren que no hay diferencias entre aquellas pacientes que recibieron esta combinación y quienes sólo usaron la quimioterapia.

En cambio, sí las hubo en un objetivo secundario, al detectarse que la neoadyuvancia con bevacizumab mejoró las tasas de cirugías en las pacientes que pudieron cumplir todo el protocolo terapéutico (los cuatro ciclos) y planificación de cirugía.

Así, todas las pacientes que hicieron el protocolo completo fueron candidatas a la cirugía, mientras que en el grupo de control un 15 por ciento no pudo operarse.

UNA CIRUGÍA ÓPTIMA, CLAVE PARA LA SUPERVIVENCIA

“Esa situación empeora mucho el pronóstico, reduciéndose muy claramente su supervivencia y su calidad de vida”, ha explicado Yolanda García, de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Barcelona y una de las autoras del estudio, que reconoce que una intervención quirúrgica con resultado de cirugía óptima (sin lesiones residuales) es uno de los factores pronósticos más significativos de cara a la supervivencia.

Además, otro aspecto clave del estudio ha sido la seguridad, y los autores destacan que los cuatro ciclos de bevacizumab más quimioterapia fueron mejor tolerados y con menor toxicidad que el tratamiento estándar sólo con quimioterapia.

Los centros participantes en el estudio han sido, además del Parc Taulí, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, el Germans Trias i Pujol de Badalona, el Instituto Catalán de Oncología y el Clínic, en Barcelona; la MD Anderson, el Clínico San Carlos y el 12 de Octubre, en Madrid; el Hospital Josep Trueta de Girona; el Reina Sofía de Córdoba; La Fe de Valencia; el Marqués de Valdecilla, en Cantabria; y el Hospital General Universitario Morales Meseguer en Murcia.

EFICAZ TRAS OPERAR, CON INDEPENDENCIA DEL ESTADIO Y EL RESIDUO TUMORAL

Por otro lado, otro estudio presentado en ASCO ha demostrado que combinar bevacizumab con la quimioterapia aporta un beneficio sobre la supervivencia libre de progresión independientemente del estadio y el residuo tumoral tras la cirugía.

El trabajo se realizó a partir de datos del ensayo fase III 'Icon7', que demostró en su momento el beneficio de iniciar el tratamiento con una combinación de bevacizumab con quimioterapia (carboplatino/paclitaxel) y luego mantener el tratamiento solo con el antiangiogénico, demostrando un incremento de la supervivencia libre de progresión (SLP) de 6 meses.

En este caso, se analizó en qué medida difiere el beneficio conseguido en función del estadio de la enfermedad y de si había o no enfermedad residual (presencia del tumor) tras la cirugía, viendo que la supervivencia libre de progresión mejoraba independientemente de la situación de ambos factores. Y en términos de seguridad no se observaron diferencias respecto a lo ya conocido por estudios previos.