martes, 11 agosto 2020 15:40

IU-CA rechaza la enmienda del convenio de la base de Morón y apoya las demandas de los trabajadores

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

El coordinador provincial de IU en Sevilla, Manuel Gutiérrez Arregui, ha manifestado este martes el “rechazo” de su fuerza política a la transformación de la base aérea de Morón de la Frontera en centro permanente para las fuerzas estadounidenses de intervención en África.

En un comunicado, Gutiérrez Arregui ha mostrado su rechazo a la enmienda que Estados Unidos y España planean firman para revisar el convenio bilateral firmado en 1988 y que regula el uso de estas instalaciones militares que comparten las fuerzas aéreas de ambos países. Guitérrez Arregui ha defendido “la desmilitarización y uso civil y logístico de ayuda humanitaria de las bases de Morón y Rota”, avisando de que “no se trata de bases conjuntas, sino de una colonización de territorio español por una potencia extranjera”.

Al respecto, ha señalado la “indefensión en la que están quedando los trabajadores de la base de Morón de la Frontera”, que han sufrido 240 despidos pese al crecimiento de la actividad de la base al ampliar una y otra vez Estados Unidos su presencia militar en la misma. En ese sentido, ha asegurado que IU-CA defenderá los puestos de empleo y los derechos laborales de la plantilla.

“No es comprensible que los trabajadores de la base aérea hayan sufrido tres ERE, mientras se incrementa en número de marines y mientras las condiciones laborales de los trabajadores españoles son cada vez peores”.

Y es que el pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobaba una nueva enmienda al convenio de cooperación para la defensa firmado en 1988 entre España y Estados Unidos, al objeto de que esta base militar cuyo uso comparten ambos países funcione como cuartel permanente de las fuerzas estadounidenses para la intervención en África. Mediante esta enmienda al convenio de cooperación de 1988, el contingente estadounidense pasará de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acoge actualmente la base, a un despliegue permanente de 2.200 militares, 500 civiles y 26 aeronaves.

Esta notable ampliación del contingente estadounidense llega en un contexto en el que la plantilla española de la base de Morón, dedicada a las labores de mantenimiento y logística, ha sufrido desde 2010 un total de 240 despidos a manos de Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), la empresa antecesora de Vectrus en el contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios civiles de esta base. En concreto, VBR promovió tres expedientes de regulación de empleo (ERE) en 2010, 2013 y 2014.

Artículos similares