Compartir

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza se despidió de su sueño de alcanzar las semifinales del torneo de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada y que se disputa hasta el próximo 7 de junio, después de caer este martes en los cuartos de final ante la checa Lucie Safarova en dos sets por 7-6(3), 6-3 tras casi dos horas de partido.

De este modo, la de Caracas no pudo romper la sequía de 15 años sin presencia de una española en la penúltima ronda de la cita parisina desde que Conchita Martínez, posteriormente finalista, y Arantxa Sánchez Vicario, semifinalista, lo lograsen en el año 2000.

Muguruza no pudo con el 'muro' que levantó la de Brno en el fondo de la pista. La checa, verdugo de Maria Sharapova, se adaptó bien a las complicadas condiciones en la Suzanne-Lenglen y se movió con mucha agilidad sobre la pista para acabar con el sueño de la pupila de Alejo Mancisidor.

Esta no tuvo su mejor día con el servicio, conectando pocos primeros saques (52 por ciento) con los que contrarrestar el peligroso resto de la 13 del mundo, y acumulando demasiadas dobles faltas (5). Además, se encontró con una rival inspirada, que hizo mucho daño con su revés a dos manos y que cogió mucho moral tras hacerse con la disputada primera manga.

Safarova, que repite semifinales en un 'grande' tras hacerlo el año pasado en Wimbledon, se fue hasta los 28 ganadores, por los 24 de la hispano-venezolana que, en cambio, cometió demasiados errores no forzados (29), sobre todo en el segundo set.

Muguruza esperaba poder romper esa barrera histórica y confirmar que tanto ella como Carla Suárez son el relevo de Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez, pero como le sucediera el año pasado ante Maria Sharapova se tendrá que conformar con estar entre las ocho mejores.

El primer parcial fue muy cerrado, aunque la de Caracas tuvo que tirar de temple para levantar un 0-40 en el séptimo juego y mantenerse por delante. La de Brno no ofreció demasiadas concesiones con su saque, excepto una bola de rotura en el sexto juego, y volvió a desperdiciar un 15-40 en el undécimo para haber evitado una 'muerte súbita' donde sacó su mejor repertorio para ponerse por delante (7/3).

La pérdida de la manga no sentó del todo bien a Muguruza, que cedió por primera vez el saque al inicio de la segunda, en el primer 'break' del partido. De todos modos, aún tuvo fortaleza mental para recuperarlo al instante y mantener sus opciones de forzar un tercer set.

Sin embargo, Safarova siguió muy firme en la pista y volvió a ponerse por delante con otra rotura en el sexto juego. La hispano-venezolana estuvo cerca de devolvérsela, pero no lo logró y a la checa no le tembló el pulso con 5-3 para finiquitar la aventura de la 20 del mundo en la arcilla roja parisina.

La rival de la centroeuropea para jugar su primera final de 'Grand Slam' será la serbia Ana Ivanovic, campeona en 2008 y que no dio opciones a la joven ucraniana Elena Svitolina derrotándola en dos sets por 6-3, 6-2 para volver a las semifinales de un 'grande' por primera vez desde precisamente aquel éxito.