Compartir

OTTAWA, 2 (EUROPA PRESS)

El hombre que atacó el Parlamento de Canadá en octubre de 2014 disparó 31 veces en el interior de la sede legislativa, durante el tiroteo que mantuvo con varios agentes de las fuerzas de seguridad, antes de ser abatido con un disparo en la cabeza, según consta en un informe de la Policía de Ontario que se hará público el miércoles.

Según la información que ha adelantado la cadena pública CBC, el terrorista Michael Zehaf-Bibeau disparó tres veces, en vez de dos veces como se difundió en un primer momento, contra el agente de Policía Nathan Cirillo, al que mató cuando se encontraba escoltando el monumento Nacional de la Guerra.

Así, el informe revela los pasos que dio Zehaf-Bibeau tras disparar a Cirillo. El atacante condujo su vehículo hasta Parliament Hill, la zona en la que se encuentra la Cámara Baja canadiense, y allí robó otro coche, con el que se introdujo hasta las dependencias internas del Parlamento. En ese momento, iba armado con un fusil y un cuchillo de grandes dimensiones, tal y como muestra un video de la investigación policial.

Tras entrar en las instancias del Parlamento, el terrorista se encontró con un guardia de seguridad, Samearn Son, quien trató de detenerle y se enzarzaron en un forcejeo en el que un disparo alcanzó a Son en una pierna. La bala que todavía sigue alojada en la extremidad del guardia.

Según el informe, Zehaf-Bibeau apuntó con su fusil a otro guardia, pero finalmente no disparó sino que se dio la vuelta y salió corriendo hacia el Salón de Honor del Parlamento donde se cruzó con otros tres agentes con los que inició un intenso tiroteo. Tanto el terrorista como los guardias realizaron numerosos disparos sin que ninguno alcanzara a la otra parte.

Posteriormente, el agresor se atrincheró en otra pequeña dependencia de la biblioteca del Parlamento, donde un sargento armado con una pistola semiautomática entró en escena junto a otros cuatro militares, donde realizaron una formación diamante de “para una acción inmediata”. En ese momento, Zehaf-Bibeau fue abatido.

El autor del tiroteo grabó un vídeo antes de perpetrar el ataque para intentar demostrar que sus motivos eran ideológicos y políticos, lo que habría facilitado la investigación policial que se centró en conocer los contactos y los numerosos encuentros que mantuvo los días previos al ataque.