Compartir

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

The Family Watch reclama un pacto de Estado por la Familia y la Infancia, similar al Pacto de Toledo, que sea suscrito por entidades, sociedad civil, partidos políticos, patronal y sindicatos y que se mantenga en el tiempo ostente quien ostente el poder. Esta petición se recoje en el informe 'El valor del cuidado en el hogar: reflexiones sobre la necesidad de conciliación entre trabajo y familia y la atención a la infancia', presentado este lunes, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de los Padres y de las Madres decretado por Naciones Unidas.

El documento, que surge de una reunión de expertos en economía, derecho, educación, sociología y políticas de familia, también pide apostar por una racionalización de los horarios y una mayor eficiencia desde el punto de vista laboral, elementos “indispensables” para lograr la plena conciliación.

En este sentido, la directora general de The Family Watch, María José Olesti, ha afirmado que “sin medidas que favorezcan una verdadera conciliación trabajo-famililia, y sin políticas que fomenten la corresponsabilidad, es imposible que se mejoren las preocupantes cifras de natalidad” en España.

En la misma línea, la directora del informe e investigadora de la Universidad Internacional de Catalunya, Remei Agulles, ha señalado “que habría que incentivar a las empresas para que vean lo que beneficia el fomentar la conciliación entre sus empleados”. Asimismo, también ha abogado por proporcionar a las familias mecanismos para que puedan ellas mismas tener recursos y dedicar más tiempo para cuidar mejor de los miembros de su familia”, así como “medidas de prevención o mediación en familias donde hay más riesgo de que los menores sufran carencias”.

“LAS POLÍTICAS LLEVADAS A CABO NO HAN SIDO EFICACES”

Por su parte, la responsable del Área de Advocacy y Gestión del Conocimiento de UNICEF España, Cristina Junquera, ha reivindicado el papel del niño “como sujeto de derecho, como bien social y como asunto de Estado” y ha subrayado que “las políticas llevadas a cabo no han sido eficaces” recordando que solo el 1,4% del PIB va destinado al niño y a la familia, “muy lejos de las cifras de los países europeos”.

Asimismo, el presidente de la Asociacion española de servicios a la persona (AESP), Javier Benavente, ha abogado por “implementar medidas para que afloren los trabajos en el hogar que actualmente están en la economía sumergida”, como, por ejemplo, la figura del “autoemprendedor” que facilite darse de alta vía web y no tribute como “empresario normal” hasta que no llegue a facturar una cifra determinada.

Asimismo, la abogada y miembro de la Red Virtual de Expertos en Violencia contra la Infancia impulsado por el Ministerio de Justicia, Sonsoles Vidal Herrero-Vior ha recalcado “la importancia de que “los padres puedan pasar más tiempo con sus hijos como mejor medida para evitar la violencia juvenil, que en muchas ocasiones, es fruto de pasar demasiadas horas solos en casa ya que sus padres no pueden conciliar” y ha señalado que “un 95% de los menores que delinquen en la Comunidad de Madrid, tienen problemass en casa”, mientras que, en los úñtimos cuatro años, el 7,76% de la delincuencia infantil se trataba de delincuencia online, una cifra “alta” y “que va en aumento”.

Entre otras conclusiones que también recoje el estudio se encuentran la necesidad de adoptar medidas que faciliten el empleo de las personas que se dedican al cuidado del hogar, con desgravaciones fiscales, asumir que la conciliación es básica para el fomento de la natalidad, fomentar de la participación de los padres en cursos dirigidos a sus hijos o la participación de los menores en la toma de decisiones que les afecten en el ámbito de la familia.