Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Interior del Congreso ha aprobado una proposición no de ley, a instancias del PP, que pide al Gobierno que adopte las medidas de “protección necesarias” para que los festejos taurinos, así como las actividades relacionadas con los mismos, puedan desarrollarse con normalidad, evitando las alteraciones del orden público antitaurinas a la entrada de las plazas de toros, durante la celebración de los mismos y después de su culminación.

El diputado encargado de defender la iniciativa, el 'popular' Juan Manuel Albendea, que además preside la Comisión Parlamentaria de Cultura, ha señalado que hay ciudadanos que son contrarios a las corridas de toros pero que “tienen perfecto derecho a manifestarse en contra de las mismas”, al mismo tiempo que ha defendido que “ese derecho no puede obstaculizar el derecho de los aficionados a presenciar, con tranquilidad sin gritos e insultos los espectáculos taurinos”.

Así, ha asegurado que el objetivo de esta iniciativa es reconocer el derecho de ambas tendencias a manifestarse, “pero respetándose mutuamente”.

“Ese derecho de los espectadores a presenciar las corridas sin gritos e insultos debe extenderse a otras manifestaciones culturales relacionadas con los toros, como conferencias, mesas redondas o exposiciones de pintura, entre otras, ya que ha habido interrupciones violentas de actos culturales con agresiones a espectadores y conferenciantes”, ha remarcado.

Además, ha subrayado que la tauromaquia forma parte del patrimonio histórico y cultural común de todos los españoles, y es una manifestación artística en sí misma “desvinculada de ideologías”.

“AMPARADA POR LA CONSTITUCIÓN”

“Cualquier persona tiene el derecho a disfrutar de su cultura en libertad. La tauromaquia como conjunto de actividades que se conecta directamente con el ejercicio de derechos fundamentales y libertades públicas amparados por nuestra Constitución, como son las de pensamiento y expresión, de producción y creación literaria, artística, científica y técnica, requiere de protección y fomento por parte del Estado y las comunidades autónomas”, sostiene el PP en la exposición de motivos de la iniciativa.

Además, defiende que la Constitución contempla la protección y regulación del toreo, patrimonio cultural, artístico, social y económico como una actividad de todos los poderes públicos para el servicio a los ciudadanos.

En este punto, recuerda que la ley penal puede sancionar los atentados contra ese patrimonio, al mismo tiempo que cita la Ley de 2013 para la regulación de la Tauromaquia como Patrimonio Cultural que establece que es competencia de la Administración General del Estado, “garantizar la conservación y promoción de la Tauromaquia”.