Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Las universidades españolas han recuperado en 2014 las partidas presupuestarias dedicadas a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), el 3,46 por ciento de su presupuesto de media (5,4 millones de euros), pero se mantiene lejos del 5 por ciento recomendado por las organizaciones de referencia, según el informe 'Universitic 2014', elaborado por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

“Lo que se dedica a las tecnología sube, pero la cantidad de dinero disminuye porque los presupuestos de cada universidad se han reducido”, ha advertido el presidente de la Conferencia de Rectores de universidades Españolas (CRUE), Manuel López, durante la presentación de este informe anual en el que han participado un total de 63 centros de los 76 que hay en total, que agrupan al 84 por ciento de los estudiantes universitarios.

En 2012, se dedicó el 3,27 por ciento del presupuesto a las TIC y en 2013 el 3,41 por ciento. Sólo siete universidades llegan al 5 por ciento recomendado, tres de las cuales son centros de formación a distancia.

El presidente de los rectores ha indicado además que, aunque el esfuerzo presupuestario haya aumentado, la cantidad no por lo que ha advertido de que las TIC “están en el corazón de la universidad y no pueden fallar”. López ha indicado que, pese a este “esfuerzo presupuestario”, los equipos informáticos que ponen las universidades al servicio de los alumnos “están obsoletos” y la reposición de los mismos se produce “cuando no hay mas remedio”.

El informe constata que si bien las partidas para el mantenimiento de software y hardware se mantienen, las dedicadas a nuevas inversiones y a la contratación de servicios externos se reducen en el último año más de un 25 por ciento. Además, el presupuesto dedicado a la formación del personal universitario baja un 20 por ciento y la financiación externa procedente de ayudas o de la cofinanciación disminuye un 31,8 por ciento.

Pese a esto, el presidente de la Comisión Sectorial de TIC de la CRUE, Segundo Píriz, ha indicado que las universidades “no van a permitir que el sistema se quede atrás” y ha incidido en que los rectores piden “con honestidad” más financiación. También ha dicho que esta falta de recursos ha hecho que las universidades colaboren entre ellas para “optimizar recursos”. “La financiación ha sido complicada y se están buscando alternativas más económicas que permitan más desarrollo con el mismo dinero”, ha apostillado Píriz.

Respecto a este asunto, el secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Juan María Vázquez, ha dicho que para este año el incremento de las inversiones en TIC en las universidades españolas está garantizada debido a la entrada de fondos europeos FEDER. “Confío y estoy seguro de que el incremento en inversiones está asegurado”, ha apostillado.

El informe destaca que cuatro de cada cinco aulas de las universidades españolas disponen de proyectores multimedia y conexión a Internet y que ponen a disposición de los alumnos más de 90.000 equipos informáticos, aunque estos se han reducido debido a que cada vez más los alumnos se llevan sus propios ordenadores (portátiles o tablets).

CONTENIDOS ADAPTADOS A LOS MÓVILES

Los campus españoles tienen instalada una red inalámbrica Wifi en la mayoría de las aulas y soportan más de ocho millones de conexiones al año de media por universidad. Además, más del 90 por ciento de profesores y alumnos utilizan los campus virtuales y el número de titulaciones no presenciales ofertadas en abierto alcanza el 7 por ciento del total.

El documento refleja que cada vez más las universidades adaptan sus contenidos docentes y crean aplicaciones para los móviles. En un año, esto ha pasado del 39 por ciento de los campus al 56 por ciento, es decir, más de la mitad. Hay un 30 por ciento que asegura estar desarrollando este sistema para móviles para ponerlo en marcha a corto plazo.

A la vista de los resultados del informe, la CRUE indica que el estado de las TIC en las universidades es “saludable” pero existe una “creciente preocupación” por las reducciones presupuestarias para estas partidas tanto en personal como en inversiones, “sobrevenidas por la crisis y las consecuentes reducciones de los presupuestos universitarios”.