Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha alertado en un informe de que más de 25.000 combatientes extranjeros están enrolados en grupos como Al Qaeda y Estado Islámico e involucrados en conflictos yihadistas.

Así, el informe apunta a que “el flujo de terroristas es el mayor de la historia y principalmente se da en Irak y Siria”. De esta forma, los terroristas se nutren de combatientes de “más de 100 países diferentes”, por lo que la mitad de los países del mundo están envueltos de una u otra forma en la situación, según un informe del Consejo de Seguridad recogido por el diario 'The Guardian'.

En el documento, el Consejo de Seguridad ha alertado del incremento en el reclutamiento en los últimos meses, que ha aumentado en un 70 por ciento en el último año, y ha advertido de que no se está entendiendo el proceso de radicalización que está detrás de este fenómeno. “Quienes comen juntos y hacen buenas migas pueden atentar juntos”, señala el informe.

Este dossier es el primero que realiza la ONU sobre el problema de los combatientes yihadistas extranjeros e incluye un análisis de la situación en lugares como Afganistán o África, además de Siria e Irak.

Los datos que aparecen en el estudio son considerados como estimaciones conservadoras por la propia ONU, por lo que el número de combatientes estaría más cercano a los 30.000. El Consejo de Seguridad se reunirá este viernes para abordar el problema del terrorismo islamista y potenciar medidas que combatan esta amenaza.