Compartir

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Las diputadas socialistas María Luisa Carceda e Isabel Rodríguez han criticado, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que el Ejecutivo “mire hacia otro lado”, tras conocer este martes la última encuesta del INE que desvela que la pobreza infantil aumentó en 2014 en un 3,5% y que casi el 36% de menores de 16 años se encuentran en riesgo de pobreza y de exclusión social. El ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, que respondía a dos preguntas de las parlamentarias, ha asegurado que trabajan por la inclusión.

Concretamente, Alonso ha defendido el Plan de Familia “que el PSOE nunca hizo”, que fue puesto en marcha el pasado 14 de mayo, diez días antes de los comicios autonómicos y municipales del pasado domingo, ante la ofensiva que el PSOE le ha lanzado en tres preguntas durante la primera sesión de control tras estos comicios, donde se ha criticado la “insuficiencia y el electoralismo” del plan.

El primer rifirrafe ha tenido lugar entre Alonso y la portavoz en el Congreso y secretaria del PSOE de Asuntos Sociales, María Luisa Carcedo, quien quería conocer cuáles van a ser los efectos del citado plan en la población.

Alonso ha dedicado un par de minutos a desgranar parte de las medidas que engloba, algunas ya en marcha, destacando también los “cheques familiares”, el compromiso de que todas las decisiones del Gobierno tengan en cuenta el impacto familiar, el apoyo a la conciliación y a las mujeres, o la “apuesta” por la corresponsabilidad, por ejemplo.

“LA VERDADERA ANUNCIACIÓN”

Carcedo, por su parte, ha tachado este plan de “verdadera anunciación” porque se ha anunciado hasta en siete ocasiones, y ha ironizado con que, en lugar de aparecer el Arcángel san Gabriel ha aparecido con él una paloma prelectoral.

Tanto Carcedo, como su compañera de bancada Isabel Rodríguez en otra pregunta, han criticado que Alonso defienda la inversión social del plan cuando el Consejo de Ministros aprobó recientemente un Plan que concedía créditos de 20.000 millones de euros a repartir entre varios ministerios, sin que ni un euro se destinase a la familia o a la pobreza.

¿TIENE UNA DOTACIÓN SUFICIENTE?

Isabel Rodríguez, además, quería conocer si este plan de familia tiene financiación suficiente, a lo que Alonso ha asegurado que el impacto económico para todo su periodo de vigencia, hasta 2015, será de 16.334 millones de euros, de los 5.394 se repartirán en 2015, otros 5.429 en 2016, y finalmente 5.527 millones en 2017.

Rodríguez ha advertido también de que los españoles han sufrido “en sus carnes” los recortes del Gobierno, un esfuerzo que, a su juicio, se notó en las urnas el pasado domingo, donde el PP ha perdido votos.

Frente a estas críticas Alonso ha insistido en que el PSOE nunca puso un marcha un plan de familia, ni tampoco un fondo para la pobreza infantil, que el PP sí. “Estamos trabajando a favor de la inclusión y con la política económica y con la creación de empleo dando la vuelta a la situación”, ha remarcado, insistiendo en que la situación está mejorando porque se está creando empleo y se le pueden dar oportunidades a las personas.

“PROTEGE A LAS MUJERES”

Finalmente ha tenido lugar el cara a cara entre el ministro de Sanidad y la diputada socialista en la Comisión del Pacto de Toledo, Isabel López i Chamosa, quien le ha cuestionado sobre si cree que las medidas del apoyo a la maternidad incentivan la natalidad, una pregunta que Alonso ha zanjado con esta frase: “Sobre todo reconocen el papel de las mujeres españolas y además la medida es natalista”.

En cuanto a la medida prevista por este plan, por el que se subirá la pensión un 5% a aquellas madres de dos hijos, un 10% a las de tres hijos, y un 15% a las de más de cuatro, López i Chamosa ha avisado en primer lugar de que las mujeres que pueden verse beneficiadas no tienen cotizaciones porque no han trabajado al haberse dedicado toda su vida a su casa y a su familia, ya que la media de cotización de mujeres que acceden a la pensión es de 30 años, mientras que la de los hombres es de 40.

Al mismo tiempo, ha subrayado que se deja fuera a todas las madres del 'baby boom' porque son anteriores al 2016, así a todas las mujeres que cobran pensión mínima que son el 40% de las pensiones. “Las mujeres queremos derechos, no limosna”, ha sentenciado.

Alonso ha defendido que con esta medida en 2016 se estima que se van a ver beneficiadas 123.357 mujeres. Asimismo, ha afirmado que cada año se van a ir incrementando las beneficiarias, ya que en 2017 la medida afectará a 241.000 mujeres; en 2018, a 350.000; y en 2019, a 455.000 mujeres.

El ministro, ha concluido destacando que en la actualidad las mujeres sufren una doble penalización, ya que el 95% pide excedencias para cuidado de hijos, y son las que mayoritariamente se reducen la jornada para cuidar hijos, además de que el 73% de los contratos parciales recaen en mujeres. “Esto hace que cobren una pensión un 37% más baja”, ha subrayado.

“Creo que es de justicia y es una medida que se aplica en Francia y le parece bien porque lo hace un gobierno socialista. Se puede aplicar también en España”, ha sentenciado.