Compartir

La Unidad Militar de Emergencias mantiene el mismo número de efectivos que el año anterior, con 3.000 efectivos

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha añadido un avión anfibio a sus medios aéreos para luchar contra los incendios de este verano mientras que la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha reforzado su sistema de detección satelital, según han dado a conocer tras la reunión del Comité Estatal de Coordinación de Incendios Forestales, celebrada este martes en la sede del Departamento.

En concreto, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal, financia y coordina numerosos medios aéreos y terrestres, y realiza acciones de prevención y extinción de incendios. Así, este departamento ha reforzado su despliegue con un avión anfibio más en la base de Matacán (Salamanca).

Mientras, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha puesto a disposición en la lucha contra incendios el sistema de detección satelital, a partir del cual se pueden realizar simulaciones de los incendios detectados, y que este año se ha visto reforzado con sensores nuevos que ofrecen mayor resolución espacial y temporal. Igualmente, coordina la aportación de medios internacionales a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, acompañado por el director general de Protección Civil y Emergencias, Juan Díaz Cruz, ha presidido la citada reunión, a la que han asistido representantes de los distintos organismos estatales involucrados en la campaña.

De este modo, en la extinción de incendios forestales y en la protección de personas y de bienes, el Estado complementa la acción que corresponde a las comunidades autónomas en virtud de sus competencias en Protección Civil y gestión forestal, al aportar medios de titularidad estatal, y facilitar la incorporación de medios de otras Administraciones, así como la ayuda internacional, cuando ésta resulte necesaria.

Interior señala que, desde que en 2013 se aprobara la Directriz Básica de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales, el nivel de coordinación entre administraciones “ha mejorado significativamente” y son varias las comunidades autónomas que ya han adaptado su legislación a la nueva normativa estatal.

Este año es el primero en el que es de aplicación el Plan Estatal de Protección Civil para emergencias por Incendios Forestales, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 24 de octubre de 2014. Entre sus novedades más destacadas, se establecen las fases operativas del plan estatal de emergencia y se define el índice de gravedad potencial de un incendio forestal.

Además, organiza los sistemas de información y seguimiento, definiendo los contenidos de las bases de datos y elementos que los constituyen; y recoge la existencia de una base nacional de datos de incendios, la predicción del peligro meteorológico, un sistema coordinado de alerta e información sobre las características, medios y consecuencias de los incendios en curso y la elaboración de un inventario de capacidades de intervención disponibles.

También define los medios extraordinarios que aportan las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que intervengan fuera de su zona de actuación preferente, y la forma de actuación de medios de otras administraciones y de los medios internacionales.

Entre los órganos ministeriales que participan en la Campaña de Incendios se encuentran el Ministerio del Interior, cuyas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado colaboran con las comunidades autónomas en la prevención, investigación y extinción de incendios.

Además, los helicópteros de la Dirección General de Tráfico informan de la situación de las carreteras afectadas, y las Fuerzas de Vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con los Centros de Gestión de Tráfico, prestan el apoyo operativo necesario así como una tarea de información a la población a través de los paneles luminosos y las redes sociales.

El Ministerio de Defensa participa, a solicitud de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, en las labores de extinción y en el apoyo operativo y logístico a través de la Unidad Militar de Emergencia que, este año, mantiene el mismo número de efectivos que el año anterior, con 3.000 efectivos.

De esta cifra, 1.500 participan en intervenciones de ataque directo al fuego y 1.500 en funciones de apoyo logístico, junto a los correspondientes medios materiales. Este Ministerio también pone a disposición los aviones del 43 Grupo de Ejército del Aire y colabora con la Xunta de Galicia en labores de prevención a través de la operación 'Centinela Gallego', cuyo Convenio se suscribirá próximamente.

7.684 HECTÁREAS QUEMADAS A 30 DE ABRIL

De acuerdo con los datos facilitados por el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hasta el 30 de abril la superficie forestal quemada ascendió a 7.684 hectáreas, cifra que se mantiene por debajo del promedio de la última década, según Interior. Por su parte, el número total de siniestros (incendios y conatos de incendios) fue de 2.623, también inferior a la media.

Por otro lado, hasta el 25 de mayo, del total de los 78 incendios notificados a la Sala Nacional de Emergencias de la Dirección General de Protección Civil, seis de ellos produjeron algún tipo de consecuencia sobre las personas o sus bienes, siendo especialmente grave el acaecido en Val d' Ebo (Valencia).

Por lo que se refiere al origen e investigación de los incendios forestales, cabe destacar que la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo ha informado de que, hasta el 31 de marzo de 2015, han sido detenidas dos personas e imputadas 78 por delitos de esta naturaleza.

COORDINACION Y ESFUERZO

Durante la reunión, se ha propuesto mantener el nivel de esfuerzo desplegado en años anteriores, dados los resultados obtenidos, especialmente en 2014, que finalizó con la menor superficie quemada de la última década, según indica Interior.

El subsecretario ha pedido a todos la máxima coordinación y esfuerzo para mantener esta tendencia positiva, pese a que las previsiones meteorológicas plantean un escenario ligeramente más desfavorable respecto al año anterior ya que existe un déficit hídrico en gran parte del territorio nacional, especialmente en el área Mediterránea, a lo que se suma la previsión de un verano con temperaturas algo más cálidas de lo habitual y con escasas precipitaciones.

Por todo ello, los miembros del Comité han insistido en la necesidad de extremar las precauciones y evitar las imprudencias, ya que la mayor parte de los incendios tienen su origen en las negligencias humanas por lo que consideran que la prevención y la colaboración ciudadana “son una vez más fundamentales”.

En la reunión, han participado representantes de las Direcciones Generales de Protección Civil y Emergencias, Guardia Civil, Policía y Tráfico del Ministerio del Interior; Dirección General de Política de Defensa y de la Unidad Militar de Emergencias del Ministerio de Defensa; Agencia Estatal de Meteorología y Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, así como responsables del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia del Gobierno.