Compartir

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha negado que le parezcan comparables la política de inmersión lingüística en las aulas de la Generalitat de Cataluña con la “exclusión tan abominable” del catalán que se produjo durante el Franquismo.

“Jamás he sostenido que una política lingüística como la de la Generalitat de Cataluña, por más que yo no esté de acuerdo con ella, pueda ser comparable con una exclusión tan abominable como fue la del catalán en el franquismo”, ha señalado el ministro en el Pleno del Senado.

Wert contestaba así al senador de CiU Ramón Alturo, quien le ha afeado haber realizado un comentario en estos términos y, tras darle un “muy deficiente” como nota de su gestión en el ministerio, le ha acusado de crear “problemas donde no los hay” por el impacto de la reforma educativa en Cataluña.

El ministro ha incidido en que tanto las decisiones que ha adoptado como la normativa que ha “inspirado” pueden ser “muy cuestionables, pero da la casualidad de que todas las decisiones judiciales” que se han venido produciendo sobre la inmersión lingüística “van en el mismo sentido”.

A juicio de Wert, esta política catalana “funcionaba hasta ahora más bien en la alegalidad que en cualquier otro estatuto jurídico” y ha sido la Ley Orgánica de Mejora de Calidad Educativa la que “por primera vez hace un reconocimiento de ese sistema”.

“Lo que se dice, hace y motiva el recurso e infinidad de sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, del Tribunal Supremo y de la micro interpretación que ha hecho el Tribunal Constitucional es que para que pueda ser considerado conforme a la Constitución el hecho de que el sistema pivote sobre el catalán como lengua vehicular, tiene que ser compatible con la no exclusión del castellano y, en torno a eso, funciona todo”, ha sentenciado.

“TENGO FAMA DE SER ARROGANTE”

El senador pedía a Wert en su pregunta que hiciese un balance de su gestión, cuestión que el ministro ha zanjado afirmando que no es lo suficientemente arrogante como para ponerse nota y que, en todo caso, considera que sus actuaciones en estos tres años “redundan en una gestión eficaz de recursos escasos al servicio del interés general”,

“Tengo una fama que, en fin, no se corresponde con mi personalidad, de ser arrogante, pero por muy arrogante que fuera, que no lo soy, nunca cometería la arrogancia de ser yo quien hiciera mi valoración”, ha señalado Wert.

Alturo, que “tenía la confianza en que hiciera un poco de autocrítica”, pero ha visto “que no es posible”, ha acusado al ministro de “deshacer y destruir” en lugar de construir y le ha dicho que no sabe lo que es “dialogar y pactar”. También ha afirmado que en su gestión ha apostado “por la separación” de la sociedad catalana. “No sé si las políticas que ha aplicado son las del PP o las de FAES, pero dan la sensación de pertenecer al laboratorio de ideas”, ha añadido el senador.