Compartir

TOKIO, 26 (Reuters/EP)

El Gobierno de Japón planea acabar hacia final de 2017 con las zonas de exclusión terrestre impuestas en torno a la central de Fukushima a causa del accidente nuclear del 11 de marzo de 2011, en un intento de acelerar la reconstrucción de esta región nipona.

Según un borrador al que ha tenido acceso Reuters, el Partido Liberal Democrático (PLD) del primer ministro, Shinzo Abe, y su socio, Nuevo Komeito, propondrán al Parlamento acabar con las zonas de exclusión terrestre que sumen 54.800 evacuados.

La propuesta gubernamental incluye la descontaminación previa de las zonas de exclusión terrestre que vayan a liberarse con un coste cuya carga –según pretenden– se repartirá entre el Ejecutivo de Abe y las autoridades locales.

Japón evacuó varias zonas en torno a la central nuclear por la alta radiactividad registrada y desde entonces miles de personas permanecen fuera de sus hogares a la espera de que la contaminación disminuya.

Los técnicos del Gobierno y de la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) son los encargados de limpiar Fukushima. Hasta ahora han usado varios métodos pero todos ellos han provocado problemas, como filtraciones contaminantes al agua y al subsuelo.

El accidente nuclear en Fukushima ha sido el peor de la historia, junto al ocurrido en Chernóbil el 26 de abril de 1986. El desencadenante fue un fuerte terremoto seguido de un tsunami que azotó las instalaciones provocando fusiones parciales de los núcleos de los reactores.