Compartir

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, confirmó que ya tiene “cita” para pasar próximamente por el quirófano para solucionar los problemas causados por una estenosis cervical, lo que aumenta las dudas sobre su futuro en el club blanco, que “todavía” no le ha comunicado ninguna decisión a la espera de la reunión de la Junta Directiva de este lunes.

“El Real Madrid no me ha comunicado ninguna decisión. Solo me han dicho que la junta debía reunirse el domingo y se ha pasado a hoy lunes. Francamente no conozco el motivo, he escuchado alguna mala lengua porque quieren hacer un poco de cine”, señaló Ancelotti en una entrevista ete lunes a 'Il Giornale' que recoge Europa Press.

En este sentido, reiteró lo dicho tras ganar al Getafe el sábado. “Lo dije en rueda de prensa y no puedo más que repetirlo, me pararé un año”, indicó, apuntando además “un motivo muy serio” para detenerse. “Me tengo que operar de las cervicales por culpa de una estenosis”, confirmó.

El de Reggiolo aseguró que “desde hace tiempo” le produce “un hormigueo en las manos”. “Si perdiese más tiempo podría pasar a las piernas, por lo que ya ha tengo cita para la intervención y no sé realmente cuanto tiempo deberé estar físicamente parado, por la fase postoperatoria y por la consiguiente rehabilitación”, añadió Ancelotti, que apuntó que la operación se llevaría a cabo en Vancouver (Canadá).

Por ello, en verano, tiene previsto tomarse “un descanso entre Madrid y Canadá” después de dos años en el Real Madrid que “han sido muy agotadores y sobre todo muy exigentes”. “Nadie puede imaginar cuanto cuesta, en términos de energías física y nerviosa, entrenar al Real Madrid”, confesó Ancelotti, que tampoco se quiere “perder” el nacimiento de su nieto.

En cuanto al apoyo mostrado públicamente por Cristiano Ronaldo y otros jugadores, Ancelotti no quiso individualizar en el portugués. “Les he dado las gracias uno por uno, con un abrazo y alguna palabra”, se limitó a comentar.

“OFERTAS NO ME FALTAN”

El italiano consideró que “la suerte está echada” en cuanto a su futuro, pese a que esté en Madrid el administrador delegado del Milan, Adriano Galliani. “Será un placer tenerle de invitado en la cena, pero no puedo cambiar el programa”, advirtió.

De todos modos, quiso confirmar “aquella promesa solemne” de volver algún día al conjunto 'rossonero'. “Siempre lo he dicho y pensado, si tengo que volver un día a Italia a entrenar un equipo, lo haría solo en el Milan”, recalcó, sabedor de que Silvio Berlusconi tiene en mente “un gran proyecto y ganas de invertir y de relanzar el equipo”.

“Puedo asegurar que las ofertas no me faltan. De Italia, de Inglaterra, de Alemania, y no faltarán de aquí al próximo año”, sentenció el técnico italiano sobre su futuro.